Novelas adaptadas al cine

A lo largo de los años, el género negro cinematográfico se ha nutrido de las muchas obras geniales publicadas en papel. Las noticias de adaptaciones están prácticamente cada día en las páginas de noticias sobre la industria del séptimo arte, aunque a veces no llegue a consumarse el rodaje. Aunque hay de todo, tiene que ser un honor ver tus libros adaptados al cine. A veces no identificamos a los personajes como nos habíamos imaginado, otras es complicado no pensar en el actor cuando leemos. Nos pasa con Dashiell Hammett, Dennis Lehane, WR Burnett, Michael Connelly, Raymond Chandler, George V Higgins…

El cartero siempre llama dos veces

El cartero siempre llama dos veces, James M. Cain

Pensaba que era una novela erótica. Quiero empezar este artículo confesando mi ignorancia. No sabía que este era el título de una novela negra. Imagino que esta percepción se debe al run run alrededor de su última adaptación cinematográfica. Pero cuando estaba paseando por la biblioteca vi el lomo de El cartero siempre llama dos veces con el inconfundible diseño de la Serie Negra de RBA. Y en la contraportada, el reclamo como un referente del género negro.

También he de reconocer que lo que más me ha dolido es haberle hecho este feo a James M. Cain. De su cabeza salió la historia de una de las obras cumbre del film-noir, Double indemnity (o Perdición para el público español). También otra obra como Mildred Pierce (Alma en suplicio) salió de su imaginación. Y estas obras, junto a El cartero siempre llama dos veces, tienen en común la idea de colocar a personas anónimas en la esfera del crimen. Nada de detectives privados o gánsters en el centro de la historia. Es una deriva del género que después de la Segunda Guerra Mundial se popularizaría con libros como El gran reloj.Leer más »El cartero siempre llama dos veces, James M. Cain

Harry Bosch

Bosch de dos mundos

Multiverso es una palabra que me viene a la cabeza cuando veo Bosch. Es un concepto relacionado con la mitología de DC Comics y define la existencia de distintas versiones de la realidad. Barry Allen, el hombre más rápido del mundo, lo descubrió al vibrar su cuerpo a mayor frecuencia de la habitual. Y Michael Connelly lo comprobó al cambiar la prosa por el guion audiovisual. Ambos concluyeron conociendo un universo paralelo. Y con el último caso nació el Harry Bosch de dos mundos.Leer más »Bosch de dos mundos

Un buscavidas en la Barcelona tardofranquista

El día de mañana amaneció tras una noche muy corta. Nos acostamos a finales de enero con el anuncio de Movistar, y solo cinco meses después amanecimos con el estreno. Por si fuera poca urgencia, los seis capítulos llegaron de golpe, como irrumpe Justo Gil en casa de su primo en Barcelona. Justo fue uno de tantos que abandonó el campo y desembarcó en la ciudad condal en busca de oportunidades. Pero una vez en la capital su historia no fue como la de todos. Quizá conoció el amor, pero también lidió con espejismos del milagro económico español y la represión del tardofranquismo. Eran los rasgos de una España que empezaba a agitarse.Leer más »Un buscavidas en la Barcelona tardofranquista

Mr. Mercedes, de Stephen King

Mr Mercedes fue una de las series del último verano. Se estrenó al amparo de la marca Stephen King, que también por esas fechas tenía estrenos cinematográficos de otras obras. Pero a mí, personalmente, me atraía más esta serie porque Dennis Lehane anunció que estaba implicado. Y acabada su primera temporada, cinco de diez capítulos llevan su firma. Pero también acabada su primera temporada hace cuatro meses seguimos sin noticias de su estreno en España. Hace muy poco era normal, pero estamos en un momento en el que la espera es cada vez más corta. Así las cosas, decidí acercarme a lo que sí tenía a mano: la novela original.

Vaya por delante que nunca había leído a Stephen King. Pero a juzgar por las adaptaciones de La milla verde, Cadena Perpetua o El resplandor, me imaginaba sus libros como historias muy absorbentes y tremendamente cuidadas. Mr Mercedes no va por ahí. Prima el suspense, pero ni los personajes me parece que tengan tanta profundidad de forma sostenida ni se crea una atmósfera que te haga desear seguir leyendo.Leer más »Mr. Mercedes, de Stephen King

Velvet cómic

Velvet, de Ed Brubaker y Steve Epting

El género negro se mueve entre sombras. Entre ellas se difuminan las fronteras de lo correcto y lo incorrecto, «¡gris! ¡el mundo es gris, Jack!». Y envuelto en sombras, cualquiera puede ser un aliado oculto o un enemigo íntimo. Hay un tipo de historias que no suele considerarse noir, las de espías, pero encajan sin problemas. Es el caso de Velvet, un cómic de Ed Brubaker y Steve Epting, quienes firmaron una de las etapas más aclamadas del Capitán América, con marcados ecos del mundo del espionaje. Y aunque fueron siete años ininterrumpidos, los autores se quedaron con ganas. Tras unos meses de descanso se volvieron a reunir para dar vida a Velvet Templeton. Ella es la protagonista de este potente, cautivador y adictivo thriller de ambientación setentera.

Velvet crece a lo largo de quince grapas vibrantes. Brubaker entiende el juego de espías. La trama es compleja y se retuerce a cada descubrimiento, pero es sólida. El punto de partida es el asesinato en París de Jefferson Keller, un agente X-14 de la agencia británica Arc-7. Tanto él como otros protagonistas de este cómic tan coral son claros trasuntos de algunos personajes del universo James Bond. 007 sería X-14, M sería Manning… y Moneypenny estaría representada muy libremente en Velvet Templeton. Pero Brubaker les da su propia personalidad más turbia en un entorno más intrigante y tenso al estilo de Tinker Tailor Soldier Spy, Charada o Con la muerte en los talones. Tampoco se queda atrás Steve Epting con un dibujo espectacular en las escenas de acción e imaginativo en los diálogos. En estos círculos de claroscuros, los colores de Elizabeth Breitweiser también son absolutamente imprescindibles.Leer más »Velvet, de Ed Brubaker y Steve Epting

series policiacas 2018

Algunas series en negro para 2018

Otros años: 2019 y 2020

El número de estrenos seriéfilos por año se ha doblado prácticamente a lo largo de esta década. Según el informe anual que publica FX, 2011 cerró con 266 producciones estrenadas y 2017 elevó la cifra a 487. Es un poco menos que el doble, pero aún quedan tres años para cerrar el período. En cualquier caso, es un bosque superpoblado que no deja ver los árboles con claridad. Cuesta elegir entre tanga oferta: algunas tienen una promoción brutal y otras nos las encontramos casi por casualidad. Así que para este año voy a recomendar aquí un puñado de series de género negro y alrededores a tener en cuenta para el 2018 recién inaugurado.

La palabra alrededores quiere decir que no son necesariamente policíacas. Decía el otro día el escritor Marcelo Luján que hoy en día lo negro no tiene que ver tanto con lo detectivesco como con el mal, que es una dimensión más potente. En esta lista, quizá algunas estén protagonizadas por policías. Otras no. Lo que me despierta el interés es que se ambienten en los margenes de la sociedad y la legalidad.Leer más »Algunas series en negro para 2018

corrupción policial

Corrupción policial, de Don Winslow

Corrupción policial es una de mis mejores sorpresas literarias de este año. Lamento no haberme apuntado a Don Winslow antes, pero me felicito por haberle conocido con esta novela tan explosiva. A principios de año, Stephen King pidió que pensáramos en ella como El padrino pero con policías. Sin embargo, a mí me ha sugerido más un cóctel de Uno de los nuestrosThe Shield Serpico. Obras muy distintas pero unidas por un hermético sentimiento de grupo. Y un ambiente muy hostil a la delación. Policías y personas con una personalidad muy marcada. Aunque después de todo, como dice el fragmento de Adiós, muñeca que encabeza la novela, «los policías solo son personas». «Empiezan así, según me han dicho».

Decía Dennis Lehane que «la novela negra era el Shakespeare de la clase trabajadora. La diferencia es desde dónde caen los personajes. Un rey cae desde lo más alto. En el género negro el héroe se cae desde el bordillo». Pero en esta novela negrísima, el ídolo también cae desde lo más alto, desde el trono. Dennis Malone es el Rey de Manhattan Norte. El último hombre que los neyorquinos esperarían ver confinado es este sargento. A través de un prólogo metralleta, Winslow te convence de que Malone es el preso más improbable de la ciudad y tampoco tú te crees que pueda estar entre rejas. Un líder natural de la unidad de élite más importante del Departamento de Policía de Nueva York, la Unidad especial de Manhattan Norte. La Unidad, a secas, The Force, como se titula la obra en inglés.Leer más »Corrupción policial, de Don Winslow