RBA Serie negra

el sueño eterno portada

El sueño eterno, de Raymond Chandler

Seguramente estemos ante la obra noir con más mitología. Gistau explicaba en una tertulia de Garci que la única forma de afrontar esta historia es renunciar a entender o resolver su trama. Y, de hecho, el mismo Raymond Chandler respondió con un «ni puta idea» cuando Faulkner, que andaba adaptando la novela al guion cinematográfico, le telefoneó para preguntar sobre uno de sus rompecabezas. ¿Cómo llegó entonces El sueño eterno al altar del género negro?

Leer más »El sueño eterno, de Raymond Chandler

Harry Bosch #16: La caja negra

El año 1992 está marcado para los españoles como el de los Juegos Olímpicos de Barcelona. La ciudad condal se convirtió en centro de todas las miradas ilusionadas. Más preocupadas eran las miradas dirigidas unos meses atrás hacia la anfitriona olímpica del año 84, Los Ángeles. Para los californianos, 1992 está grabado a fuego como sinónimo de disturbios. La absolución de los policías que apalizaron a Rodney King provocó unos disturbios cuya escalada fue imparable. 6 días. 20.000 heridos. 63 muertes. De muchas de ellas nunca fue encontrada la caja negra que explicaba su pérdida.Leer más »Harry Bosch #16: La caja negra

El cartero siempre llama dos veces

El cartero siempre llama dos veces, James M. Cain

Pensaba que era una novela erótica. Quiero empezar este artículo confesando mi ignorancia. No sabía que este era el título de una novela negra. Imagino que esta percepción se debe al run run alrededor de su última adaptación cinematográfica. Pero cuando estaba paseando por la biblioteca vi el lomo de El cartero siempre llama dos veces con el inconfundible diseño de la Serie Negra de RBA. Y en la contraportada, el reclamo como un referente del género negro.

También he de reconocer que lo que más me ha dolido es haberle hecho este feo a James M. Cain. De su cabeza salió la historia de una de las obras cumbre del film-noir, Double indemnity (o Perdición para el público español). También otra obra como Mildred Pierce (Alma en suplicio) salió de su imaginación. Y estas obras, junto a El cartero siempre llama dos veces, tienen en común la idea de colocar a personas anónimas en la esfera del crimen. Nada de detectives privados o gánsters en el centro de la historia. Es una deriva del género que después de la Segunda Guerra Mundial se popularizaría con libros como El gran reloj.Leer más »El cartero siempre llama dos veces, James M. Cain

Harry Bosch #15: Cuesta abajo

Cómo le gustan a Michael Connelly los casos high-jingo. Estas investigaciones tienen la atención de altos cargos policiales o políticos. Son situaciones que ponen a prueba a detectives. Si se da el caso, tendrán que elegir entre la verdad y contentar a quien puede cargarse su carrera. Pero Harry Bosch nunca tiene dudas. El último coyote solo responde ante una guía personal: o cuentan todos o no cuenta nadie. Y en Cuesta abajo vuelve a demostrar que para él cuentan todos igual.Leer más »Harry Bosch #15: Cuesta abajo

Del otro lado

Mickey Haller #3: La revocación

Este sí es mi Michael Connelly. Después de un par de historias correctas pero lejos del nivel habitual, Connelly ha vuelto a deslumbrar. El título de este resurgir es La revocación, un crossover con sus protagonistas más carismáticos, el detective Harry Bosch y el abogado defensor Mickey Haller. Será una ocasión especial, porque Haller cruza el pasillo del tribunal para sentarse en la mesa del Pueblo de California. De este modo, los hermanos comparten causa en un vibrante thriller judicial y policíaco. Una trama construida poco a poco: obsesionada con el caso, pero con espacio para las relaciones humanas. Connelly en su mejor versión.Leer más »Mickey Haller #3: La revocación

Pecado, de Benjamin Black

No soporto el género de la novela enigma. No me gusta que se convierta un asesinato en una especie de juego para un investigador redicho. Sus crímenes suelen recordar siempre unos a otros ya desde la sinopsis. Me refiero a esa mezcla de ambiente aristócrata y amplio abanico de personajes que se convierten en sospechosos porque estaban todos tan cerca del muerto como lejos del mundo. Me pasó recientemente cuando vi Asesinato en el Orient Express, o habitualmente con Sherlock. La primera me aburrió de principio a fin. La segunda me gusta por la dinámica entre personajes. Y todo eso que no me gusta está en la presentación de Pecado, de Benjamin Black, pero por suerte no tengo la costumbre de abandonar libros empezados.

Benjamin Black es el seudónimo que utiliza John Banville para sus novelas negras, la mayoría protagonizadas por el forense Quirke. También publicó hace unos años una actualización de Philip Marlowe. Pero mi primer acercamiento a su narrativa ha sido con este Pecado, que abre una nueva serie protagonizada por St. John Strafford, inspector de la policía irlandesa. Este joven es enviado en pleno invierno al condado de Wexford para investigar la muerte del sacerdote Lawless en una reputada mansión local. Desde el primer momento le dejan claro al inspector que debe tener en cuenta las implicaciones del caso. Es un cura católico muerto en un pequeño pueblo irlandés en 1957. No es una vida perdida cualquiera.Leer más »Pecado, de Benjamin Black