Panini

los muertos y los moribundos

Criminal 3: Los muertos y los moribundos

Nuevo título de Criminal, nueva variante del género negro. Ed Brubaker y Sean Phillips apuestan en Los muertos y los moribundos por una historia de gánsters, boxeadores y una mujer empujada a la condición de femme fatale. El tercer arco de esta serie noir sigue explorando de forma brillante todas las posibilidades que esta sensibilidad literaria ofrece. Si tuviéramos que describir este relato podríamos decir que cada uno es el antihéroe de su propia historia.

Los muertos y los moribundos se divide en tres partes y funciona como un rompecabezas. Los personajes principales son Sebastian Hyde, el mafioso al que pertenecía el dinero robado por Tracy al principio de LawlessGnarly, el dueño del Undertow; Danica Briggs, una chica que atrae todas las miradas; y Teeg Lawless, el padre de Tracy y Ricky. Algunos personajes ya han aparecido en los anteriores capítulos. Pero Brubaker y Phillips retrotraen la acción a los años setenta. Con esto no solo se amplía el reparto de personajes, también la línea temporal abarca ya a dos generaciones. El Universo Brubaker que el guionista quería construir va tomando forma.Leer más »Criminal 3: Los muertos y los moribundos

criminal

Criminal #1: Cobarde

El apellido Brubaker impreso en una portada es una gran señal. Es una valla al lado de la carretera que afirma a gritos que hagas lo que hagas estará bien, que tú estarás bien. A ver, realmente esto lo decía Don Draper sobre la publicidad y la felicidad. Pero pocas cosas me hacen más feliz que tener entre manos un guion del bueno de Ed ilustrado por su habitual socio Sean Phillips. Por aquí ya he hablado de las series de espías Sleeper o Velvet, obras de innegable tributo a la escala de grises moral. Pero Criminal es otra cosa. Criminal ocurre en las calles de tu ciudad. Y está protagonizado por delincuentes perdedores, polis corruptos y capos cabreados. Criminal es el noir por excelencia de Brubaker y Phillips.

En enero publicaron su octavo relato. Pero nació a mediados de la década pasada, cuando buscaban algo que hacer juntos tras Sleeper. Entonces, según recoge Terrence R. Wandtke en Ed Brubaker: Conversations, Brubaker consultó sus notas y encontró bosquejos de tramas que años antes intentó vender. «¿Tengo alguna oportunidad de crear un cómic que use todas estas ideas bajo un título paraguas con un amplio reparto de personajes para explorar los temas que me han fascinado durante años?«. Parece que la hubo. ¿Pero se conformó con esto? No. Brubaker explica que uno de sus autores favoritos de género negro es «George Pelecanos. Tiene una gran variedad de personajes. A veces estás leyendo un libro de un personaje y se encuentra con otro de otra serie. Es algo así como el Universo Pelecanos» Y eso le llevó a preguntarse «¿cómo sería un Universo Brubaker?».Leer más »Criminal #1: Cobarde

Velvet cómic

Velvet, de Ed Brubaker y Steve Epting

El género negro se mueve entre sombras. Entre ellas se difuminan las fronteras de lo correcto y lo incorrecto, «¡gris! ¡el mundo es gris, Jack!». Y envuelto en sombras, cualquiera puede ser un aliado oculto o un enemigo íntimo. Hay un tipo de historias que no suele considerarse noir, las de espías, pero encajan sin problemas. Es el caso de Velvet, un cómic de Ed Brubaker y Steve Epting, quienes firmaron una de las etapas más aclamadas del Capitán América, con marcados ecos del mundo del espionaje. Y aunque fueron siete años ininterrumpidos, los autores se quedaron con ganas. Tras unos meses de descanso se volvieron a reunir para dar vida a Velvet Templeton. Ella es la protagonista de este potente, cautivador y adictivo thriller de ambientación setentera.

Velvet crece a lo largo de quince grapas vibrantes. Brubaker entiende el juego de espías. La trama es compleja y se retuerce a cada descubrimiento, pero es sólida. El punto de partida es el asesinato en París de Jefferson Keller, un agente X-14 de la agencia británica Arc-7. Tanto él como otros protagonistas de este cómic tan coral son claros trasuntos de algunos personajes del universo James Bond. 007 sería X-14, M sería Manning… y Moneypenny estaría representada muy libremente en Velvet Templeton. Pero Brubaker les da su propia personalidad más turbia en un entorno más intrigante y tenso al estilo de Tinker Tailor Soldier Spy, Charada o Con la muerte en los talones. Tampoco se queda atrás Steve Epting con un dibujo espectacular en las escenas de acción e imaginativo en los diálogos. En estos círculos de claroscuros, los colores de Elizabeth Breitweiser también son absolutamente imprescindibles.Leer más »Velvet, de Ed Brubaker y Steve Epting

Hammerhead, James Bond según Andy Diggle

La editorial Dynamite está explotando con gusto sus derechos sobre el espía más famoso. En dos años ha estrenado hasta nueve cabeceras relacionadas con 007, ya sea con James Bond, Felix Leiter o Moneypenny. A España no ha llegado todo aún pero Panini está publicando paulatinamente este universo. Y después de las dos historias escritas por Warren Ellis, toca una misión encargada por Andy Diggle. El cambio de guionista supone dejar atrás la ciencia ficción para abrazar un tono más realista. Hammerhead es una compleja trama de suspense relacionada con la seguridad nacional y el negocio armamentístico.

Y vuelvo a repetir algo que ya he escrito en otras ocasiones. Recomiendo leer la escena precréditos escuchando el tema musical de fondo. Son nueve páginas del 007 más determinante y solitario. El prólogo de Hammerhead comienza con Bond aterrizando en paracaídas en la Torre de David de Caracas. En aquel rascacielos en ruinas busca a un hacker que está atacando el corazón informático de una importante empresa británica. Después de cargarse a varios matones y dar con el hacker, cuando más cerca está de concluir la misión con éxito, se va todo al traste. Y Bond vuelve a Londres con el único premio de un apodo para nombrar al cabecilla de la operación: Kraken.Leer más »Hammerhead, James Bond según Andy Diggle

Eidolon James Bond

Eidolon, un excelente thriller de espías de James Bond

La reincorporación del agente 007 a las viñetas fue un soplo de aire fresco para el personaje. A lo largo de veinticuatro entregas, Warren Ellis ha conseguido una actualización impecable del mito y su entorno. Las doce primeras destacaron sobre todo por la presentación del universo por construir, porque la misión no era tan espectacular. Sin embargo, en este segundo arco llamado Eidolon, Warren Ellis ha escrito una historia en la mejor tradición del género. Con suspense, tensión entre aliados y una trama bastante actual para James Bond.

El volumen comienza con la habitual escena precréditos, pero sin Bond, algo con apenas dos precedentes en el cine. Y si no aparece James, tendrán que hacerlo los villanos. Es un prólogo que augura una gran historia de suspense. En él vemos a un hombre con media cara desfigurada reprendiendo a un hombre maniatado a una silla. El villano apunta con una pistola a su contable porque sus errores financieros le han expuesto. Tras unas palabras sobre la conveniencia del secreto, el dos caras le mata y afirma que «nadie debe conocer Eidolon».Leer más »Eidolon, un excelente thriller de espías de James Bond

James Bond de Warren Ellis

James Bond de Warren Ellis

007 es una indiscutible institución pop. Nació en las páginas de Ian Fleming, pero saltó al imaginario popular gracias a una adaptación cinematográfica encarnada en Sean Connery. Los actores que sucedieron al Sir interpretaron sus propios perfiles, pero prevaleció el Bond ligón, implacable y ayudado de gadgets imposibles. Es una fórmula que se deja ver incluso en sus versiones más sobrias, las de Timothy Dalton y Daniel Craig. Ellos son los baluartes de la versión literaria; más frío, más violento y menos encantado de haberse conocido. Es un sicario al servicio secreto de su majestad.

La saga literaria de Bond sobrevivió a su creador gracias a sus herederos, que siguen concediendo licencias para publicar nuevas historias oficiales. La apuesta es tan antigua que Bond saltó a la viñeta antes que a la gran pantalla. La producción fue prolija, como se puede ver en este listado, pero se secó a mediados de los noventa. El año pasado, Dynamite confió sus derechos recién comprados a un autor de prestigio para ver nacer al James Bond de Warren Ellis.Leer más »James Bond de Warren Ellis