Otros territorios

Otros territorios.

Cuando sale la reclusa

Cuando sale la reclusa, de Fred Vargas

Arranco octubre con Fred Vargas. Los elogios generados en torno a su figura por el Princesa de Asturias de las Letras me empujaron a ojear sus páginas. Mi puerta de entrada ha sido Cuando sale la reclusa. Se trata de la duodécima novela protagonizada por el comisario Adamsberg pero se puede leer con total independencia porque hace una notable presentación de personajes. No tardas mucho en sentir que les conoces de toda la vida, lo que me parece un mérito considerable. Pero lo que más me ha encandilado es la trama. Una compleja intriga y un buen bofetón a mis prejuicios.Leer más »Cuando sale la reclusa, de Fred Vargas

años de sequía

Años de sequía, de Jane Harper

Salamandra Black ha conseguido en unos pocos años armar una biblioteca de lo más sugerente. Ver con buenos ojos un título del que no sabes nada. Más o menos me ha pasado con Años de sequía, aunque entre la elección y la lectura me encontré con un par de elogiosas reseñas de esta novela debut de Jane Harper. Y todas las expectativas y comentarios están a la altura de una historia que atrapa casi sin despeinarse.

Años de sequía inaugura una serie policíaca protagonizada por Aaron Falk, policía de delitos financieros. Vive y trabaja en Melbourne, pero nació en una pequeña comunidad llamada Kiewarra. Tuvo que salir a la carrera junto a su padre por una muerte no resuelta, aunque en el pueblo todos piensan que tuvo algo que ver. Ahora, el único que se prestó a ser su coartada hace tantos años acaba de aparecer muerto en la granja familiar. Junto a su familia, exceptuando al hijo más pequeño, un bebé. Luke Hadler era su mejor amigo de infancia, pero si vuelve a aquel lugar es por la nota que le envía el señor Hadler: «Luke mintió. Tú mentiste. Ven al funeral».Leer más »Años de sequía, de Jane Harper

Pecado, de Benjamin Black

No soporto el género de la novela enigma. No me gusta que se convierta un asesinato en una especie de juego para un investigador redicho. Sus crímenes suelen recordar siempre unos a otros ya desde la sinopsis. Me refiero a esa mezcla de ambiente aristócrata y amplio abanico de personajes que se convierten en sospechosos porque estaban todos tan cerca del muerto como lejos del mundo. Me pasó recientemente cuando vi Asesinato en el Orient Express, o habitualmente con Sherlock. La primera me aburrió de principio a fin. La segunda me gusta por la dinámica entre personajes. Y todo eso que no me gusta está en la presentación de Pecado, de Benjamin Black, pero por suerte no tengo la costumbre de abandonar libros empezados.

Benjamin Black es el seudónimo que utiliza John Banville para sus novelas negras, la mayoría protagonizadas por el forense Quirke. También publicó hace unos años una actualización de Philip Marlowe. Pero mi primer acercamiento a su narrativa ha sido con este Pecado, que abre una nueva serie protagonizada por St. John Strafford, inspector de la policía irlandesa. Este joven es enviado en pleno invierno al condado de Wexford para investigar la muerte del sacerdote Lawless en una reputada mansión local. Desde el primer momento le dejan claro al inspector que debe tener en cuenta las implicaciones del caso. Es un cura católico muerto en un pequeño pueblo irlandés en 1957. No es una vida perdida cualquiera.Leer más »Pecado, de Benjamin Black

El delator

El delator, Liam O’Flaherty

Gypo Nolan es un ex revolucionario, ex policía y uno de tantos sintecho de Dublín a comienzos de siglo XX. Y Gypo Nolan sucumbe a uno de los comportamientos peor considerados en una dinámica de grupo: ser el delator. Su caída en desgracia es la traición de Judas adaptada al movimiento obrero y el lumpen dublinés. Al fin y al cabo, en libro de González Ledesma se leía que desde Abel y Caín la gente ha sido siempre la misma.

El delator es una crónica de la noche que vivió Nolan después de contar a las fuerzas de seguridad dónde podían encontrar a Francis J. McPhillip, información por la que se ofrecía una recompensa de 20 libras. Los Gemelos del diablo fueron expulsados de la Organización Revolucionaria seis meses atrás al fracasar en una misión. Francis asesinó a un líder sindical a pesar de tener el encargo de proteger a los huelguistas del Sindicato Agrario. Cuando, debilitado, McPhillip regresa a Dublín, Gypo establece una relación entre su falta de dinero para alquilar una cama donde pasar la noche y el reencuentro con su gemelo buscado por la policía.Leer más »El delator, Liam O’Flaherty