Zerozerozero, el realismo de Roberto Saviano

ZeroZeroZero

Saviano podría haberse rendido cuando la Camorra le amenazó de muerte por publicar Gomorra. Pero el napolitano, que vive bajo amenaza de muerte y con escolta contínua, redobló la apuesta y amplió a escala global sus investigaciones sobre el crimen organizado. Y así surgió, entre otras, Zerozerozero, cómo la cocaína gobierna el mundo, un trabajo de investigación sobre el comercio global de cocaína y sus consecuencias más locales y personales. Son casi quinientas páginas que Amazon Prime ha resumido en formato de miniserie para subirse al carro del género series de narcos. Pero sin ningún nombre goloso como Pablo Escobar o Sito Miñanco. Nada de gancho morboso. Puro contenido crudo.

No es la primera adaptación audiovisual de Roberto Saviano, pero desde luego es la más ambiciosa. Tanto la película como la serie de Gomorra transcurren en Nápoles. Pero Zerozerozero es una gira de localizaciones que tiene Monterrey (México) y Gioia Tauro (Italia) como capitales. Y en cuanto a enfoque, se parece más a la expositiva película de Matteo Garrone que a la serie de mafiosos de Stefano Sollima, aunque este último también está en el equipo al frente de Zerozerozero.

Zerozerozero es un cruento croquis del negocio internacional de la cocaína

Zerozerozero tiene tres líneas narrativas que en conjunto explican el flujo de cocaína más allá de las fronteras. Se pueden describir como los compradores, los intermediarios y los vendedores. Los compradores están encarnados en un viejo jefe de la Ndrangheta llamado Don Minu que trata de asegurarse unos años últimos años mientras su nieto Stefano maniobra a sus espaldas para acelerar su llegada al trono. Los intermediarios son una empresa familiar de importación y exportación que se encarga de llevar el cargamento hasta Don Minu. Los Lynwood no parecen gánsters y funcionan como una empresa legítima, pero son indispensables para el negocio. Y toda esa cocaína procede de los hermanos Leyra, vendedores desde Monterrey, donde un escuadrón antidroga confunde sus cometidos.

La serie de Prime Video cuenta con una factura visual muy cruenta de la violencia física y ambiental. Alterna largas secuencias contemplativas de la soledad de algunos de sus personajes con tensas escenas de acción de infarto. No tiene ninguna pretensión de que empaticemos con sus personajes, a diferencia de los muchos thrillers que vemos de este género. Nos los muestra en su versión al natural. Zerozerozero puede ser café para los muy muy cafeteros. Pero me parece una serie muy honesta y recomendable.

Zerozerozero está disponible íntegramente en Amazon Prime Video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.