naturaleza salvaje portada

Naturaleza salvaje, de Jane Harper

Magnífico ejercicio de suspense psicológico en esta novela de Jane Harper. De la serie Aaron Falk.

Jane Harper vuelve a Cultura Noir con una novela negra cautivadora, adictiva. La autora regresa agitando la bandera de un penetrante suspense psicológico en Naturaleza salvaje, el segundo libro protagonizado por el agente federal Aaron Falk. Aunque en esta ocasión, su labor será más de ayudante del equipo de rescate. Cinco mujeres emprenden una ruta de senderismo y aventura en una densa zona boscosa, obligadas en una actividad empresarial. Cuatro la concluyen. Una no reaparece: la confidente de Falk en un caso de blanqueo de capitales.

Tanto en Años de sequía como en Naturaleza salvaje, Harper ha adaptado fórmulas clásicas sin constreñir la creatividad. En el primero apostaba por el investigador que volvía a su pueblo, pero tras tanto tiempo que la gente no lo consideraba vecino. Y en esta ocasión, es prácticamente un caso de habitación cerrada a campo abierto. La novela se cuenta en dos líneas temporales. El prólogo narra la llegada de las cuatro supervivientes preguntando preocupadas si Alicia Rusell ya había llegado. Y a partir de ahí, se alternan los capítulos del relato de las cinco aventureras obligadas con el de la labor policial y de rescate.

Naturaleza salvaje es un caso de habitación cerrada a campo abierto

El investigador principal de la serie ya no trabaja solo. Jane Harper le ha asignado como compañera a Carmen Cooper, procedente de Protección de menores. Aunque durante gran parte de la novela apenas pueden hacer otra cosa que esperar a que Alice reaparezca o sea encontrada por los especialistas, Harper aprovecha para afianzar la relación entre los personajes, explorar en el pasado de ambos (sobre todo en el de Falk) y tratar de hablar con las supervivientes, que no terminan de hablar con claridad sobre los días en el bosque. Algo lógico debido a la tensión permanente que marcó los cuatro días en solitario. La actividad se pensó para fomentar el espíritu de equipo, pero si algo consiguió (al menos en el equipo femenino) fue hacer saltar por los aires las vergüenzas.

El gran protagonismo recae en el improbable equipo de mujeres que debe atravesar el bosque. Jill, una de las propietarias de la empresa; Alice y Lauren, cargos intermedios; y las hermanas Bree, asistenta de Alice, y Beth, miembro del equipo archivístico. Todos los problemas posibles que harían descarriar una misión considerada asequible… surgen y complican la actividad. La espesa Giralang Ranges desata la naturaleza salvaje de las aventureras cuando advierten que su caminata no cuadra con el mapa. Y eso es precisamente lo peor, como dice un trabajador de la zona:

«Lo que lo mata a uno es el pánico. Al cabo de unos días todo empieza a tener el mismo aspecto, y uno no puede fiarse de lo que ve. La gente se vuelve loca».

Ficha técnica

  • Título: Naturaleza salvaje
  • Autor: Jane Harper
  • Traducción: Ismael Attrache Sánchez
  • Editorial: Salamandra Black
  • Páginas: 394
  • Año: 2017 (original), 2019 (España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.