Hoy no quiero matar a nadie, de Boris Quercia

Hoy no quiero matar a nadie

Nada como pasárselo genial leyendo a un autor que te encana. Quizá, pasárselo genial con un autor que no conocías de nada, ni de oídas. Por ejemplo, en mi último caso, con Boris Quercia. No sabía nada del chileno. Pero me hizo pasar un día genial con su primera novela, porque no duró más de una tarde. Ese ha sido rebautizado en España como Hoy no quiero matar a nadie, que es lo que piensa Santiago Quiñones mientras espera el momento de darle el toque de queda a un banda de quinquis. Pero es una novela negra y las cosas no suelen salir como uno quiere. Tampoco en esta, desde luego.

Hoy no quiero matar a nadie no es una historia enrevesada ni un crimen imposible de resolver. Esta es la historia de algo que ocupó a Santiago Quiñones durante unos días. Quiñones es tira, policía. No transmite mucha ilusión por su trabajo, pero uno no deja de ser nunca un tira. Así que ya no puede ser otra cosa, aunque deje el cuerpo. También tiene una pareja como Marina, pero su relación viene a ser bastante abierta, por lo menos por parte de Quiñones, que últimamente le ha cogido el gusto a seguir en la distancia a una chica. Más allá de eso tiene una vida bastante rutinaria. Pero él, que no quería matar a nadie esa mañana, tiene un mal día en el trabajo y se encuentra con un viejo amigo, Riquelme, que también conoce a esa chica llamada Ema.

Boris Quercia presenta a Santiago Quiñones en Hoy no quiero matar a nadie

El debut de Boris Quercia como novelista recoge muy bien los legados de la novela negra. Desde las figuras del solitario investigador a la inesperada mujer fatal. También pasando por el suspense psicológico, ya que apenas tenemos más puntos de vista que el del propio Quiñones. Cualquier sensación de peligro o tranquilidad viene dada por el criterio del protagonista, que es el narrador que habla directamente al lector. Y sin olvidar las historias de perdedores, porque apenas vemos a Quiñones relacionándose con alguien distinto al perfil de buscavidas, aspirante a pandillero del barrio o poli enfangando en el día a día.

El personaje de Santiago Quiñones arranca una serie literaria con este título. Y Hoy no quiero matar a nadie es una novela que funciona tan bien como presentación como novela soltera. Sus personajes, y no solo su protagonista. Su dinámica, muy ágil para leer rápido sin caer en el piloto automático. La voz de Quercia, capaz de adaptar el tono cómico o el más íntimo sin cambios violentos. Y, personalmente, me ha gustado encontrarme palabras del vocabulario chileno. Aunque podamos leer novelas de todo el mundo, la traducción no deja de regirse por las reglas de nuestro idioma a ojos españoles. Pero este libro de Quercia viene sin cortar. Y el resultado es una novela magnífica para pisar otros territorios de la novela negra, menos concurridos al menos por españoles.

Ficha técnica

Hoy no quiero matar a nadie
  • Título: Hoy no quiero matar a nadie (original: Santiago Quiñones, tira)
  • Autor: Boris Quercia
  • Editorial: Editorial Alrevés
  • Páginas: 157
  • Año: 2021 (España), 2010 (Chile)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.