Bosch

Bosch y las dos verdades

Es curioso pero una de las empresas más famosas del mundo como es Amazon tiene la plataforma de streaming más clandestina (de entre las grandes). Y pese a todo tiene un par de series entre mis preferidas cada año. Una era Sneaky Pete, ya cerrada con tres temporadas. Otra es Bosch, protagonizada por uno de los detectives literarios más conocidos del panorama policíaco. Cultura Noir ha reseñado cada novela en español y la evolución de la serie (como aquí y aquí). Y era hora de hablar también de los capítulos estrenados este año. Yo francamente he disfrutado mucho.

La quinta temporada de Bosch adapta la vigésima entrega de la serie literaria, Las dos caras de la verdad. Y en ella, como os conté en la reseña, Harry se enfrenta a dos problemas. Por un lado debe investigar un doble asesinato en una farmacia relacionada con el tráfico de drogas. Y, por otro, debe afrontar que la Fiscalía ponga en cuestión su trabajo durante un caso de hace décadas. La serie es lo suficientemente fiel con los aspectos esenciales de las investigaciones, aunque es lo de menos porque los cambios en Bosch suelen ir a favor de obra. Refresca la trama para quienes ya la han leído.

Bosch ofrece una solvente adaptación de Las dos caras de la verdad

La trama más golosa de la temporada es la fiscalización de aquel caso, y de los demás por extensión. Según la resolución, culpables encarcelados por Harry Bosch podrían volver a la calle. Esto lleva a Bosch a revisar el expediente en profundidad y a concluir que existen dos tipos de verdad: una maleable y otra inmutable. El problema para Harry es que para defender la suya, la inmutable, debe recurrir a un maestro de la otra, la maleable. En los libros su abogado es su hermano, Mickey Haller, pero Amazon no tiene los derechos y hay que recurrir a Money Chandler. Detective y abogada se han enfrentado alguna vez, aunque respetan que las discrepancias obedecen a las posiciones legítimas del otro. Como doble guiño simpático cabe mencionar que el investigador ex motero de Haller es sustituido por Hector Bonner, interpretado por Ryan Hurst, quien fue Opie en Sons of Anarchy, donde también apareció Titus Welliver, ahora Harry Bosch.

Edgar y Maddie crecen en importancia en el reparto de la serie

Dejando a Bosch, dos de los personajes que más han crecido en esta temporada son Maddie y Jerry Edgar. La hija de Bosch ha comenzado a trabajar en prácticas en las oficinas de fiscales y está empezando a conocer de primera mano el compromiso de su padre. Y por otra parte tenemos a Edgar. Ya desde el principio de la serie veíamos a un personaje distinto al original. La interpretación de Jamie Hector ofrece un Jerry Edgar comprometido y solvente, pero siempre le hemos visto a la sombra de Harry. Hasta ahora. Tras una conversación con unos amigos que investigan Bandas, Edgar se implica y se encuentra con un asunto que cada vez le huele peor.

Eric Overmyer y Daniel Pyne, en estrecha colaboración con Michael Connelly, han construido una serie policial deliciosa para fans del género. Si bien se llama Bosch, la serie también ha dado espacio y ha visto crecer a otros como Edgar, Maddie, el jefe de policía Irving, el solitario detective Robertson, los veteranos detectives Crate Moore y Barrel Johnson, el periodista Scott Anderson, la abogada Chandler… Personajes que han tenido su momento de importancia en algún momento, o que incluso siguen avanzando a la espera de recuperar el foco. Una serie a la que le funciona de lujo esos títulos de crédito tan cautivadores que saben a policíaco puro.

T1 a T5 de Bosch disponibles en Amazon Prime Video.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.