Traición, de Walter Mosley

El género negro parece inagotable. Siempre hay un nombre que no tengo controlado pese a estar a la vista. El último es el de Walter Mosley, flamante ganador del Premio RBA de Novela Policíaca. Se labró un prestigio gracias a su obra protagonizada por Easy Rawlins publicada a lo largo de casi veinte años. Pero este galardón reconoce el lanzamiento de otra serie, con otro protagonista, John King Oliver. Traición presenta a un policía cuya debilidad por las mujeres y cuyo sentido de la justicia le valió la condición de ex. Pero Traición también es el turno de palabra de Mosley ante el cada vez más descubierto racismo estadounidense bajo la Administración Trump. Y solo en la dedicatoria ya va una buena declaración de intenciones: Malcolm (X), Medgar (Evers) y Martin (Luther King).

Voy a empezar por lo que menos me gusta: el título en español. Traición me predispone demasiado al leer las primeras páginas. Leo demasiado seguro de que la operación que acaba con John King Oliver entre rejas procede de fuego amigo y no de taimados enemigos. Estoy de acuerdo en que Down the river unto the sea, que vendría a ser Río abajo hacia mar adentro, no es un título tan sugerente en nuestro idioma. Pero tampoco pasa nada porque Traición no es una novela enigma cuyo único valor esté en deshacer el nudo. Para Mosley «la novela negra es existencialista. Plantea la pregunta de qué está bien y qué está mal, qué debo hacer y qué no», según explicó en Página2.

Traición ganó el Premio RBA de Novela Policíaca con el debut de John King Oliver

Traición tiene dos casos que, sin importar si las investigaciones los mezclará, King Oliver los interpreta como prácticamente idénticos. Hace viente años, Oliver era un policía con un caso gordo de droga entre ceja y ceja. Sin embargo, su nula resistencia con las mujeres le facilitó caer en una trampa que le alejó de su investigación y de cualquier cosa fuera de Rikers, una de las peores prisiones del país. Y finalmente salió. Pero despojado de su placa y su pistola. Desterrado del Departamento de Policía de Nueva York. Y abandonado por su mujer. Libertad sin vida.

En el presente, trabajando como investigador privado, recibe la visita de una abogada molesta con su jefe porque cree que va a evitar sacar del corredor de la muerte a un cliente. Willa Portman habla de A Free Man, un periodista activista negro acusado del asesinato de dos policías. El investigador se reconoce a pesar de todas las traiciones y abandonos como miembro de la Familia Azul. Pero los movimientos extraños en el equipo del abogado Stuart Braun le convencen para aceptar. Si sus sospechas son ciertas, Compton, el activista, puede estar en la misma situación que él atravesó en los noventa. Oliver tuvo un ángel de la guarda, pero Compton no, a menos que el propio Oliver asuma las alas.

Un ex policía abandonado por el Departamento de Policía busca justicia para un activista acusado de asesinar a dos policías

Se nubla la frontera entre ficción y realidad. Explicaba Mosley también en Página2 que conoce «unos cuantos afroamericanos en prisión, o recién salidos, por el asesinato de policías. Pero cuando uno revisa sus casos a veces cuesta dilucidar quién atacó a quién. ¿Quién tenía razón?». Es una rama más del podrido árbol de las relaciones entre los Departamentos de Policía y la comunidad negra. El movimiento Black lives matter es su reacción más conocida. En Traición, Mosley empuja a su protagonista a decidir entre intentar solucionar una versión de este problema, una de sus pasiones, o mirar para otro lado. Solo no lo va a hacer, porque tiene una buena lista de conocidos muy interesantes. Uno de ellos es Melquarth, colaborador y ex atracador, que razona delante de un hombre ensangrentado que «todo aquello que hace un hombre y que otro hombre entiende se puede definir como lenguaje».

Walter Mosley basa esta novela negra en cuestionar en quién se puede confiar y en quién no. Siembra la duda sobre las instituciones, no solo la policial, y plantea la confianza sobre personajes, en el mejor de los casos, del límite de la legalidad. John King Oliver es un tipo duro cuyo único límite es la seguridad de su hija, Aja-Denise, también su scretaria. En la contraportada aparece un elogio de George Pelecanos, a quien precisamente me recordó este libro. No solo es una historia interesante, Traición brilla por la sociedad que refleja Mosley. Aún es pronto para saber si habrá una segunda novela o si dará el salto a la televisión. Pero seguro que una de estas vías saldrá adelante, como él mismo confirmó a TVE. Esperaremos noticias de este Gran Maestre de la Novela de Misterio.

Ficha técnica

TraiciónTítulo: Traición
Autor: Walter Mosley
Traducción: Eduardo Iriarte
Editorial: RBA Serie Negra
Páginas: 315
Año: 2018 (EEUU y España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.