Tiempo para crear, tiempo para matar, de Lawrence Block

Un baile en el matadero

Me siento hereje leyendo una serie de forma desordenada. Pero no me ha quedado otra según he ido encontrando las novelas de Lawrence Block protagonizadas por Matt Scudder. Empecé por la novena, seguí por la quinta, luego me leí la sexta, di un volantazo hacia la primera… y aquí ando con la segunda. Tiempo para crear tiempo para matar es una novela más corta que las otras, apenas pasa de las doscientas páginas en su versión en papel, pero ofrece lo mejor del repertorio noir de este maestro del género. Tiempo para crear tiempo para matar, como las demás de Scudder, presenta un caso misterioso, pero es un paseo por la novela negra de perdedores y el Nueva York más deprimente. Efectivamente, suena a imperdible.

Tiempo para crear tiempo para matar gira en torno a los papeles que un buscavidas fracasado le deja a Scudder ante el temor de que alguien le quite de en medio. Por primera vez ha conseguido amasar un dinero. Pero el negocio del chantaje es un poco peligroso y en pocos días Scudder deduce que ese tipo que han sacado del río es su amigo Volteador. Scudder tiene entonces que cumplir con su parte y abrir el sobre, que le presenta tres casos. Volteador había conseguido reunir mierda de tres personas que le habían pagado un buen pico. Pero uno de ellos también le había quitado la vida. Y Scudder tiene que hacer uno de esos favores por los que sus amigos le hacen regalos.

Tiempo para crear tiempo para matar es la segunda novela de Lawrence Block que protagoniza Matt Scudder

Como decía Marlowe, esto del chantaje «pasa hasta en las mejores familias. Diría que sobre todo en las mejores familias«. Y así, un puñado de ciudadanos acomodados caen en el radar de Scudder, el viejo policía, alcohólico y residente en un hotel poco glamouroso. Tres personalidades con muertos en el armario a la vista de la gente menos indicada. Primero ante un fisgón con ganas de dinero, luego ante un ex policía con principios y voluntad de cierta forma justicia. A diferencia de otras novelas, Scudder no tiene mucho trato aquí con amigos más allá del caso. Es un hombre solitario, aún bebedor y también portador de un pesado sentimiento de culpa.

Pero pese a todo esta atmósfera de bajón, Lawrence Block siempre se las apaña para escribir novelas que te sacan más de una sonrisa. Sus personajes son conscientes de las miserias que atraviesan y tienen un humor muy autoconsciente. Porque Lawrence Block, por encima de todo, escribe muy muy bien. Tiene un estilo muy sencillo, pero elige y carga muy bien las palabras. Y Tiempo para crear tiempo para matar es una muestra más de ese talento para desarrollar notablemente premisas más o menos típicas del noir. Y esto es lo que importa al elegir una novela que llevarse al cuerpo.

Ficha técnica

Tiempo para crear tiempo para matar
  • Título: Tiempo para crear tiempo para matar
  • Autor: Lawrence Block
  • Traducción: Antonio Iriarte
  • Editorial: RBA Serie Negra
  • Páginas: 192
  • Año: 1976 (original), 2014 (última edición en España)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.