seven seconds

Seven Seconds: Black lives matter en Jersey City

«Es una mierda todo este show» viene a decir un personaje de Seven Seconds. Está hablando sobre la Justicia. Y concretando más, sobre la Justicia cuando hay negros pobres de por medio. Johnnie Cochran aprovechó ese sentir a favor de su cliente millonario en el caso OJ. Pero por lo general, los negros están en el lado débil y castigado. Desde la paliza a Rodney King a las muertes de Ferguson, sucesos recogidos por autores con conciencia social como Michael Connelly o Don Winslow. La impunidad por esas agresiones fomentó un movimiento contra la desigualdad racial y la brutalidad policial llamado Black Lives Matter. Y este podría ser el lema de la primera temporada de Seven Seconds, serie escrita por Veena Sud.

La fuerza de Seven Seconds la aprecio en su tensión narrativa, su discurso y algunos de sus personajes. Con ello compensan que varias cosas por separado nos sepan a vistas, y que así nos sea fácil imaginar por dónde irán algunas. Pero en cualquier caso, la serie se ganó mi atención durante los diez capítulos con un puñado de momentos sobre la debilidad. En muchas variantes. En el asesino, los que le ayudan a cubrirlo, los investigadores y, sobre todo, en la familia de la víctima. Los siete segundos del título hacen referencia a los segundos en los que todo cambió para estas personas. Siete segundos que marcaron la diferencia.

Seven Seconds trata la desigualdad racial y social ante la Justicia

Veena Sud vuelve a utilizar la muerte de un joven para poner patas arriba una ciudad. Aunque a diferencia de The Killing, esta vez no nos preguntamos quién sino por qué y cómo llegar hasta él. Seven Seconds arranca con Peter Jablonski, que conduce enfrascado en sus cosas y nota que ha atropellado algo. En ese momento de la encrucijada, entre socorrer al joven o ayudarse a sí mismo, Jablonski elige lo segundo. Parece que todo queda atrás. Pero a Jablonski le pesa la culpabilidad, y su caída puede llevarse por delante a los que le cubrieron. Y éstos son los miembros de Narcóticos Sur del Departamento de Policía de Jersey City. Es un equipo que nos recuerda inevitablemente al equipo de Vic Mackey o a La Unidad de Dennis Malone, con Mike DiAngelo como macho alfa.

Los encargados de investigar el atropello del joven Brenton Butler son dos personajes que encarnan el arquetipo de perdedores. Mientras DiAngelo representa el carisma en la comisaría, Fish Rinaldi es un verso suelto recién llegado desde Nueva York. Y con él está KJ Harper, una fiscal del distrito que encuentra rumbo a su desordenada vida en un renacido idealismo. Ella también es un gran ejemplo de mujer negra empoderada como fiscal en una causa de brutalidad policial y delito de odio de policías.

Veena Sud explica la tragedia racial y social del país desde todos los ángulos implicados

Enloquecida ante la ineficacia del sistema y la manipulación sobre Brenton vive la familia de la víctima. La muerte del joven hace saltar las costuras y recelos de la familia Butler. La que más sufre esta histeria es la madre, Latrice Butler, interpretada por la gran Regina King. Latrice sufre en primera persona la diferencia de recursos del Departamento de Policía de Jersey City y una familia negra de, como mucho, clase media. «Nosotros solo le tenemos a usted», le dice a la fiscal Harper.

Seven seconds está diseñada como una serie antológica y su primera temporada tiene una historia cerrada. Aún no se ha confirmado la renovación, pero Veena Sud ha explicado en entrevistas que tiene en mente un asunto político también localizado en Jersey City. Una segunda temporada podría servir para mejorar algunos aspectos, como un mejor desarrollo de personajes o diálogos más originales. También podría una segunda temporada entregar a Seven Seconds el espacio seriéfilo que dejó la cancelada American Crime para hablar sobre el sistema judicial y las cuestiones raciales y sociales.

La serie está disponible en Netflix España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.