Pepe Carvalho

Problemas de identidad, de Carlos Zanón

A pesar de ser lector habitual de Carlos Zanón, cuando se anunció este título me sentí un poco fuera de juego. Siempre es una gran noticia que un gran escritor publique algo nuevo. Pero los comentarios giraban en torno al regreso del gran Pepe Carvalho, y ahí tenía yo poco que decir porque solo le conocía de oídas. Así que mientras distintas voces se preguntaban cómo evolucionaría este personaje desde su padre Vázquez Montalbán hasta Zanón, yo apenas podía comparar cómo evolucionaría Zanón de una historia de perdedores a una historia de detectives. El título de Problemas de identidad parecía perfecto.

Zanón me ha parecido siempre un autor más pendiente de personajes y contextos que de construir una trama calculada y sin resquicios. En una entrevista de hace unos años decía que le importaba el porqué se hacen las cosas, no tanto descubrir cómo. Tarde, mal y nunca se ambientaba en un barrio marginal barcelonés. No llames a casa seguía a personajes similares, pero también se abría a familias más acomodadas que habían descarriado. Y Yo fui Johnny Thunders es la que más parecido podría guardar por su referencia a los regresos. De hecho, el protagonista de esta última también tenía un problema de identidad al tener que volver al viejo barrio que intentó dejar atrás buscando un éxito que no llegó.

Pepe Carvalho afronta problemas de identidad sin el Escritor

Esto puede ser una herejía, y más en este blog, pero nunca he leído una novela de Vázquez Montalbán. Sí le había leído columnas periodísticas: en la teoría sobre el Barça, en la práctica sobre la sociedad del momento. Esto encajaría con lo que he leído sobre la serie de Pepe Carvalho. No eran tanto casos procedimentales como un ejercicio de sociología. Y Zanón encaja como un guante en esa concepción. Es cierto que esta vez debe ceñirse a la figura del detective como principal motor de la historia, pero cuenta con los matices suficientes para reconocerla como una novela de su autor y como una obra que responde a su título.

Carlos Zanón escribe su propia historia del detective creado por Vázquez Montalbán

Los problemas de identidad son muchos. El más claro es, efectivamente, el del propio Pepe Carvalho. Zanón intenta una fórmula que le sale muy bien. Trata de convertir a Pepe Carvalho en una persona real que inspiró a Montalbán hasta el punto de que persona y personaje su fundieron, hasta el punto de que la persona buscaba entenderse a sí misma a través de lo que el Escritor escribía del personaje. Llamaron a Zanón para darle nueva vida a Carvalho y él se ha limitado a dejarle que se explique él mismo. Y a dejar que se lamente por la pérdida del Escritor, como se refiere frecuentemente a Montalbán.

A su alrededor surgen aliados, empleados, clientes, amigos, sospechosos… Entre unos y otros generan situaciones y temas de conversación sobre los que Carvalho se explica o se pregunta qué pensaría el Escritor. En el fondo, más allá de una historia con un detective privado como protagonista, Problemas de identidad gira en torno a esas conversaciones, monólogos o interrogantes. No nos engañemos, es lo que veníamos buscando.

deberías dejar la ciudad, Pepe, porque ella ya te dejó a ti y éste es un decorado que olvidó llevarse la última compañía de teatro. La gente te mira porque miras raro, Pepe, pero nadie sabe quién eres, nadie te reconoce como tú no reconoces a nadie

Pepe Carvalho

Ficha técnica

  • Título: Problemas de identidad
  • Autor: Carlos Zanón
  • Editorial: Planeta
  • Páginas: 352
  • Año: 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.