Gotham Central 3: De patrulla por el infierno

El género negro se impregna de la ciencia ficción en este tercer tomo de Gotham Central. Y además la serie se contagia de los acontecimientos que han tenido lugar en otros títulos de la batfamilia. Pero en cualquier caso, Gotham Central 3 sigue siendo un cómic policíaco de lo más apetitoso. Greg Rucka, Ed Brubaker y Michael Lark siguen labrando el prestigio de esta cabecera con cuatro historias que, sin llegar al nivel del anterior volumen, te apresan a sus páginas.

Gotham Central 3 abre con una historia titulada Corrigan. Se trata de un apellido con larga historia en los cómics DC, y de hecho este es el tercer personaje creado bautizado como Jim Corrigan. En su primera versión fue el huésped original de El espectro, un espíritu antihéroe. Años más tarde, llegó otro Jim Corrigan, un detective afroamericano que se convertía en personaje recurrente de Black Lightning. Y finalmente, tenemos a otro Jim Corrigan nuevamente de raza blanca creado por los autores de Gotham Central.

Gotham central 3 está marcado por la nueva relación entre Batman y el Departamento de Policía

Antes de este arco narrativo, Jim había sido mencionado como un policía poco fiable para la investigar la escena del crimen. Y en este sentido avanza la historia, que también es un reverso de Media Vida. En esta ocasión es Chris Allen el perseguido por Asuntos Internos mientras Renee Montoya es quien trata de salvar a su compañero. La prueba que la detective necesita es una bala robada por Corrigan de la escena del crimen. Rucka escribe sobre corrupción, tensiones policiales y antros.

Como serie ambientada en Gotham, Gotham Central no escapa de la sombra del murciélago. Sus intervenciones son fugaces y discretas, pero su existencia es ineludible. Brubaker y Rucka organizan debates entre sus personajes a lo largo de las viñetas, y en ellos se debate sobre la necesidad del caballero oscuro o acerca de la connivencia que debe mostrar la institución con el cruzado de la capa. Entre la tropa hay división de opiniones, pero la versión oficial durante Gotham Central 3 es la ruptura de relaciones. La separación se germinó durante la pelea entre bandas de Juegos de Guerra. Batman citó al Comisario Akins en la azotea de la comisaría para pedir control total sobre los policías para pacificar la ciudad. «Tiempos desesperados merecen medidas desesperadas». Akins lo tomó como un insulto. Las consecuencias fueron la vuelta de Batman a la clandestinidad original.

 

gotham central 3

La consecuencia de aquella discusión la encontramos en Luces fuera. Esta historieta de un solo capítulo es la única que firma Brubaker en este tomo, aunque es suficiente para deslumbrar. Las veinte páginas están coronadas por la retirada del Foco. Y bajo su resplandor contemplamos cómo afrontan esta nueva etapa los inquilinos de Gotham Central. También Stacy, la responsable de alumbrar la noche con el murciélago.

A partir de aquí tenemos dos historias en las que Batman se resiste a ceder su posición. La primera de ellas es De patrulla por el infierno, un arco narrativo que amenaza la honorabilidad de un predicador hallado muerto en su casa. En un principio, parece un asesinato imprevisto durante un robo. Pero la intuición de la detective Macdonald se inclina por advertir de algo más turbio, premeditado. En un primer momento apunta equivocadamente a Catwoman. Pero no tardamos en saber por qué y por qué se equivoca.

Rucka cierra Gotham Central 3 con uno de los arcos con más ciencia ficción de la serie

Cierra el tomo Polis de Keystone, las viñetas con más ciencia ficción de Gotham Central 3. El acoso a un niño conduce a una escena terrorífica en un sótano laboratorio. Uno de los policías que acuden al socorro termina ardiendo en un compuesto químico que le convierte en un monstruo. Y la policía de Gotham puede llegar hasta el científico dueño del laboratorio, que está encerrado en Keystone y se nos presenta como una especie de Hannibal Lecter. Pero para acabar con el monstruo hará falta algo más.

Greg Rucka firma casi en solitario este tomo, a excepción del Luces fuera de Brubaker, y mantiene con soltura un gran nivel. Por su parte, Michael Lark se despide de la serie en este tomo con Corrigan y Luces fuera. El resto de la serie tendrá un amplio abanico de dibujantes. En este volumen me parece que le suple de forma notable Jason Alexander en De patrulla por el infierno. Leer Gotham Central es un placer noir como pocos. Tiene el gancho y el carisma suficiente para echarla de menos antes de acabarla. No sé si es el cómic que nos merecemos pero sí el que necesitamos.

Ficha técnica

Gotham central 3Título: Gotham Central
Autores: Ed Brubaker, Greg Rucka y Michael Lark
Editorial: ECC
Páginas: 224
Año: 2015 (España), 2004-2005 (EEUU)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.