Gotham Central: En el cumplimiento del deber

Gotham es la ciudad noir por excelencia en el mundo de los superhéroes. Batman, su guardián silencioso, es reconocido por sus aptitudes como investigador. Sus enemigos más reconocibles son sospechosos habituales del crimen organizado. El Joker, Dos Caras, el Pingüino, Enigma… La serie animada dio buena muestra de lo que se puede hacer con el caballero oscuro, Gotham y el hampa. Sin embargo, siempre lo hemos visto desde el prisma del protector vigilante. Y Ed Brubaker, Greg Rucka y Michael Lark decidieron que había que hacer saber que la honradez policial no solo estaba encarnada por Jim Gordon en la comisaría de Gotham Central.

Gotham Central: en el cumplimiento del deber recopila las primeras diez grapas de la serie, divididas en tres grandes casos. Brubaker y Rucka firman juntos el primero (En la línea del deber) y se reparten los otros (Motivo y Media vida). Por su parte, Michael Lark se encarga del dibujo. Rucka se suma así al equipo de La escena del crimen, escrita por Brubaker y dibujada por Michael Lark. El resultado es una obra más coral en cuanto a número de protagonistas y más oscura tanto en el enfoque de sus tramas como en el aspecto visual de sus viñetas.

Jim Gordon no es el único policía honrado y comprometido de Gotham

Los dos primeros arcos argumentales definen muy bien la idea de Gotham Central. Un ejemplo muy claro es lo que le cuenta el Sargento Davies a uno de sus detectives tras una noche en la que su compañero sufre la locura del Señor Frío.

«Cuando Charlie llegó a la Unidad pensó que sería divertido poner al Murciélago en la pizarra, como si formara parte. Cuando el Joker, Dos Caras o quien fuese mataba a alguien y no podíamos cerrar el caso… se lo apuntaba al Murciélago, como si el caso fuera suyo. Más tarde, el Teniente Probson se hizo cargo de la Unidad y nos hizo borrar el nombre. Probson dijo que nos desmoralizaba. Charlie saltó: «bueno, de eso se trata». Lo que quería decir era que si no hacemos nuestro trabajo, otro lo hará»

A lo largo de los años nos hemos acostumbrado a la proyección del murciélago en la noche de Gotham. Y a las conversaciones entre Batman y Gordon en la azotea. Pero corren otros tiempos. Gordon ya no es el jefe y la eficacia del Caballero Oscuro es una vergüenza para el Departamento. Esa losa impulsa a Marcus Driver en En el cumplimiento del deber y en Motivo. Necesita demostrar que Gotham y su Departamento de Policía no necesitan a Batman.

Gotham Central consiguió varios premios gracias a Media Vida

Greg Rucka tomó el relevo a Brubaker con esta historia tan personal, en contraste con la más policíaca de su compañero. Renée Montoya es la gran protagonista de un relato que tiene como antagonista a uno de los villanos más interesantes de la mitología de Batman. La detective es víctima de una campaña de desprestigio, que intenta arrebatarle su prestigio y su intimidad. Montoya sufre el acoso de un antiguo detenido por ella y la investigación de Asuntos Internos. Alguien quiere verla aislada y vulnerable para seducirla.

Gotham Central

Media vida fue premiada como Mejor historia por los Premios Eisner y Premios Harvey. Pero también levantó polvareda, según recuerda el propio Greg Rucka. No para denunciar esa pretensión tóxica de hacer vulnerable a alguien para conquistarla. Las críticas se alineaban más bien con la reacción de los padres de Montoya al descubrir que era lesbiana. Supongo que eran críticas de los mismos que ahora jalean el Comics gate (grosso modo: los más conservadores patalean por la diversidad en los cómics). Por mi parte debo decir que leí Media Vida antes de terminar la columna, como él mismo sugiere en el texto, y no vi por dónde podía venir la polémica. Le leí a un periodista la belleza está en el ojo del que mira; las obsesiones, también. Lo único que os interesa saber es que Media vida es una historia sensacional. Podría llamarse Atracción fatal si ese nombre no estuviera ya cogido.

Brubaker, Rucka y Lark escriben un sobresaliente noir de Gotham sin Batman

No hace falta que te guste el mundo de los superhéroes para disfrutar de este cómic. Si las mejores historias de Batman están más cerca del thriller criminal que del cine de superhéroes, Gotham Central lo lleva más allá y se funda sobre el noir. Podríamos estar viendo una película de Lumet, un capítulo de Canción triste de Hill Street o leyendo una gran novela policíaca. Brubaker y Rucka han mamado el género. Y Gotham Central lo demuestra.

Ficha técnica

Gotham CentralTítulo: Gotham Central: En el cumplimiento del deber
Autores: Ed Brubaker, Greg Rucka, Michael Lark
Editorial: ECC
Páginas: 240
Año: 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.