la habitación en llamas

Harry Bosch #17: La habitación en llamas

La habitación en llamas es una nueva forma para referirse a los clásicos casos high-jingo de Harry Bosch. «Nunca abres la puerta de una habitación en llamas. Te acercas con cautela y…». Cuando las investigaciones se acercan a alguien con responsabilidad política o capacidad para decidir sobre tu puesto de trabajo… debes andar con cuidado. Sin embargo, también es la tristemente exacta descripción del caso que atormenta a su nueva compañera, Lucy Soto. Cuando era pequeña, fue una de las pocas supervivientes del incendio en una guardería ilegal. Ambos viven bajo una luz crepuscular: Harry con la del atardecer y Lucy con la del amanecer.

Lucy Soto es la quinta compañera de Harry Bosch desde que Michael Connelly publicó El eco negro. Apenas van por el tercer caso juntos, pero es notorio que Bosch ve una buena policía en Soto. La dejadez en mayor o menor grado que advertía en Edgar, Ferreras o Chu no existe en ella. Para Bosch, Soto puede ser una nueva Kiz Rider como compañera. Pero, sobre todo, puede ser una heredera de su misión. Lucky Lucy tampoco conoce el botón de apagado cuando está investigando. Esa sensación de sucesora se acentúa cuando Bosch comprueba que Lucy Soto está haciendo un remake de El último coyote con la muerte no resuelta de sus compañeros de guardería. Aquella habitación en llamas que acabó con cinco niños y cuatro adultos.

La habitación en llamas presenta una compañera ideal para Harry Bosch

El otro significado del título era el clásico high-jingo. Un caso high-jingo implica directa o tangencialmente a una persona con poder para influir en el futuro del investigador. Y la forma en que los investigadores reciben esos cargos tampoco son casuales o habituales. Bosch recibe el encargo personal de investigar el caso de Orlando Merced, un suceso de lo más excepcional. Muerto en 2014 por un disparo recibido once años antes. Pero la bala no pudo ser extraída y fue causando un daño que condujo a su muerte. ¿Pero por qué puede conducir a una habitación en llamas? Su condición de víctima en un barrio que no importaba a la policía fue utilizada por un candidato a alcalde, que finalmente ganó, y su muerte ahora vuelve a ser utilizada por el mismo político en su carrera hacia la mansión del gobernador.

Michael Connelly alterna entre casos de una forma muy natural, dejando las decisiones a Bosch. El detective no deja que ningún caso se duerma y aunque trabaja en ambos continuamente, aprovecha cada descubrimiento como impulso para acelerar. La habitación en llamas continua esta gran racha de títulos de Michael Connelly. Pasada la primera decena noté cierto bajón (Último recurso o El observatorio sobre todo). Ha recuperado su mejor forma cuando más cerca está de cumplirse la amenaza de la retirada.

Ficha técnica

la habitación en llamasTítulo: La habitación en llamas
Autor: Michael Connelly
Traducción: Javier Guerrero
Editorial: ADNovelas
Páginas: 400
Año: 2014 (2017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.