criminal lawless

Criminal #2: Lawless

Salvaje segundo tomo de Criminal. Lawless es una historia de venganza. Un ajuste de cuentas cruel con todos, incluido el redentor. Esta trama de Ed Brubaker y Sean Phillips no tiene concesiones y eleva el tono oscuro. Cobarde tenía sus momentos más profundos, pero también sus momentos de acción y sus momentos de humor. En cambio, Lawless se entrega a las más bajas pasiones de un hombre que se entera de que su hermano fue asesinado. El protagonista de este arco es Tracy Lawless, por lo que el título bien puede ir por su apellido o por su cruzada sin leyes, sin control, criminal.

Brubaker ha mamado y vivido género negro. El primer tomo podía inspirarse en Jungla de asfalto o algunas historias de perdedores de Higgins. Si tuviera que apuntar a alguna obra histórica homenajeada en Lawless sería A quemarropa, de Richard Stark (Donald E. Westlake). En aquella ocasión, Parker, un talentoso ladrón, era traicionado por los suyos y volvía a Nueva York para vengarse. En el caso de Lawless, Tracy está en un calabozo del ejército cuando es informado de que su hermano murió hace unos meses. Provocó unos problemas en Bagdad y el castigo fue ir al agujero. «El Ejército evitaba un escándalo y yo podía mantener el trabajo». Pero la noticia le hace dejar el cuartel y volver a Center City. Lee Marvin podría haber entregado su carácter seco y duro para encarnar un Tracy Williams inolvidable.

Lawless es un tomo muy oscuro centrado en la venganza de un personaje memorable como Tracy

La ciudad de Center City no es el único nexo entre Cobarde y Lawless. Tracy visita a Leo Patterson a la cárcel para pedirle que hable bien de él si le preguntan. El ángel vengador tiene un plan casi sin fisuras: forzar una vacante en la banda de su hermano asesinado y quedársela. La fisura no prevista es Mallory, la chica del grupo, pareja de Ricky Lawless, hermano de Tracy y amigo de Leo. Su plan exigía sangre fría. Pero ya lo decía Leonard Pine, «polla dura no conoce conciencia». Sin embargo, no es este el único o el más grave problema del protagonista. Sobre Tracy pesa un gran sentimiento de culpa por la vida de Ricky. Se cree responsable del endurecimiento progresivo con la edad del frágil Ricky. Un encallecimiento que, sospecha Tracy, le terminó llevándole a la muerte.

Un gran segundo capítulo siempre refuerza la confianza en una obra. Criminal: Lawless es un gran paso adelante para la serie. Y avanza arriesgando. Lawless es más oscura. Leo solo tenía como objetivo llenarse los bolsillos sin hacer daño a nadie, para no que no le hagan daño a él. Tracy te pone de su lado con un uso de la violencia desmedido. Y el dibujo de Sean Phillips y los colores de Val Staples se adapta a estas circunstancias. Más sombrío. Más callejones nocturnos. Más moteles baratos y cuartuchos. Tenemos aquí el género negro más sucio. Una obra digna de Brubaker y Phillips.

Ficha técnica

CriminalTítulo: Lawless (Incluido en el Criminal Integral 1)
Autores: Ed Brubaker (guion), Sean Phillips (dibujo), Val Staples (Color)
Traducción: José Miguel Pallarés y Joan Josep Mussarra
Editorial: Panini Cómics
Páginas: 127 (432 el tomo completo)
Año: 2007 (EEUU), 2013 (Integral de España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.