Sesión nocturna

Reneé Ballard #1: Sesión nocturna

Dos cosas que me encantan: conocer un nuevo personaje y leer a uno de mis autores favoritos. Ambas cosas tengo con Sesión nocturna. El gran Michael Connelly da a luz aquí a Reneé Ballard, su quinto cabeza de cartel tras Harry Bosch, Terry McCaleb, Jack McEvoy y Mickey Haller. A lo largo de veinticinco años hemos tenido a innumerables mujeres con papeles de peso, importantes. Pero no ha sido hasta ahora que una mujer marca el paso.

Sesión nocturna es una novela de origen de personaje, y en cierto modo también vuelve a los orígenes del autor. Una característica muy marcada en los primeros libros de Connelly era la elección de un tema social para ambientar la historia. Sesión nocturna recupera ese recurso para tratar el tema de los escándalos relacionados con los abusos sexuales y abusos de poder. Como curiosidad, este libro se publicó en julio de 2017 y el hashtag #MeToo se mencionó por primera vez meses después. En la novela, Ballard fue una de las denunciantes castigadas: denunció a un superior pero la maquinaria consiguió que fuera ella la purgada al no contar con el apoyo de su compañero, familiar de un viejo conocido de los lectores de Connelly.

Michael Connelly presenta su primera mujer protagonista, la detective Reneé Ballard

La carrera de Reneé Ballard, quizá como guiño, sigue un patrón similar a la de Harry Bosch. Tuvo un ascenso fulgurante a la División de Robos y Homicidios, el supergrupo del Departamento de Policía de Los Ángeles. Pero ambos han sido desterrados, y ambos la División de Hollywood, aunque por razones distintas. En cuanto a carácter también vemos a una gran heredera del primer personaje de Connelly. Reneé Ballard no ha verbalizado aún su compromiso en un latemotiv, pero tiene una lealtad inquebrantable con su responsabilidad como detective.

Sesión nocturna se ambienta en los escándalos sexuales del #MeToo

Sesión nocturna es el título de la novela y el nombre que se utiliza entre la tropa del Departamento de Policía para referirse al turno de noche. O más despectivamente, el puesto de serenos. No es el puesto más prestigioso. Sus detectives son reclamados por agentes de patrulla para establecer contacto con víctimas y dejar los informes escritos para los detectives de diurno. Sin embargo, Ballard es una detective que no quiere resignarse al papeleo. Quiere investigar y ejercer de detective, a diferencia de su compañero Jenkins, más pendiente de acabar el turno y volver a casa con su mujer enferma.

Michael Connelly ha abierto la puerta a una serie que apunta muy buenas maneras con una detective atrevida y entregada. Lo podemos comprobar en su coraje para investigar la agresión sexual a una prostituta e insistir en investigar la muerte de una víctima colateral en un tiroteo en una discoteca. Y en su coraje para enfrentarse a superiores que pueden influir en su rango policial. Al doblar la última página solo podemos desear leer más veces su nombre y asistir a un encuentro con Bosch y Haller.

Ficha técnica

Sesión nocturna
  • Título: Sesión nocturna
  • Autor: Michael Connelly
  • Editorial: AdNovelas
  • Traducción: Javier Guerrero
  • Año: 2017 (EEUU), 2018 (España)
  • Páginas: 372

1 thought on “Reneé Ballard #1: Sesión nocturna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.