Ofrenda a la tormenta cierra la Trilogía del Baztán

Ofrenda a la tormenta

Sin ser una gran película, Ofrenda a la tormenta sí es un gran broche a la Trilogía del Baztán. Quizá haya alguna más, como una precuela ya novelizada por Dolores Redondo. Pero aquí termina una historia que arrancó con El guardián invisible, continuó con Legado en los huesos y cierra en Ofrenda a la tormenta, la historia de Amaia Salazar. La investigadora fue reclutada hace unos años para resolver un caso en el valle donde creció, pero las costumbres que conocía sobre el lugar se revelaron mínimos al lado de los secretos que ignoraba. Ofrenda a la tormenta se los tira todos a la cara y pone a la inspectora al límite. Lleva detrás de lo mismo desde que volvió a pisar el valle del Baztán.

La obra comienza con una secuencia horrorosa que presenta el caso, que pronto permitirá a la inspectora Salazar continuar con su obsesión. Y esa no es otra que su madre, una persona que le ha hecho sufrir tanto como niña como adulta. Pero la trama que avanzaba limpia en El guardián invisible y en Legado en los huesos, en Ofrenda a la tormenta se vuelve algo más confusa. No por ser especialmente compleja, de hecho es una línea bastante sencilla y basada en hechos reales. Pero el desarrollo se hace muy largo precisamente porque se embarra demasiado. La investigación policial empieza a enredarse con las aventuras individuales de Amaia en búsqueda de respuestas en su propio árbol genealógico. Algo que ya ocurría en el guion de las predecesoras, pero aquí no ofrece un trabajo tan fino. Aunque mejora considerablemente en el tramo final para un colofón que conecta muchas cosas.

Ofrenda a la tormenta da un digno cierre a la Trilogía del Baztán

La trilogía del Baztán es un especie rara dentro del thriller patrio. El cine español gusta más de películas autoconclusivas. Y además el thriller policíaco nacional apuesta más por asuntos terrenales. Pero las adaptaciones de Fernando González Molina y Luis Bermejo rompen con estas reglas y presentan una saga que juega con el folclore navarro rural. Aunque también cabe repartir mérito con Flavio Martínez y Xavi Giménez, directores de fotografía de la primera película Flavio y de las otras dos Xavi. Entre ellos y el director, seguramente el que más fortalecido sale de esta aventura cinematográfica, han conseguido una puesta en escena tan elegante como inquietante y opresiva que es uno de los grandes valores de la saga. Una atmósfera que ayuda a destacar a gente como Elvira Mínguez, Francesc Orella o Susi Sánchez, secundarios de lujo que rodean a Marta Etura.

Ofrenda a la tormenta te gustará si te gustaba por donde van los tiros desde el principio. La saga no se ha torcido ni un milímetro de los elementos que le proporcionaron los primeros elogios. Cada película los ha adaptado a un tipo de historia, pero siempre ha terminado pesando más que nada la tragedia familiar de la protagonista. La saga del valle del Baztán de Dolores Redondo es una historia de personajes y no conviene molestarse porque no sea otra cosa más cercana al género policíaco más canónico. La investigación de la inspectora Amaia Salazar es un viaje a lo más oscuro de la tradición.

Ofrenda a las flores está disponible en Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.