series de espías

Las 5 mejores series de espías

El género de espías no suele incluirse entre las variantes del género negro. Pero personalmente a mí me gusta incluirlo. Los personajes de las series de espías suelen moverse entre sombras. Aprovechan la confusión para actuar en la frontera entre lo correcto o lo inconveniente. Aunque estos significantes suelen tener significados distintos según a quién preguntes. Un activista para un centro de inteligencia es un terrorista para otro. ¡El mundo es gris! le gritaban a Jack Ryan en una de las películas. Y precisamente ahora nos acercamos a esa estación tan ambigua como el otoño. Ya se acabó el verano pero el invierno no termina de llegar. Pero algo es seguro: las horas de pantalla empiezan a aumentar.

Las series de espías enganchan como pocas. Suelen tener un gran desarrollo que mezcla puntos de vista ideológicos, guerra sucia a pie de calle y dilemas personales que contamina la fría determinación. Y en sus repartos vemos amplios abanicos de perfiles: el que más odia a los jefes, el que no perdona desviarse lo más mínimo de las más normas, el más indiferente al afecto humano, el más empático con civiles o incluso enemigos… Y aquí van cinco ejemplos.

5 series de espías para el otoño

The Americans (2013-2018)

series de espías

Joseph Weisberg, ex agente de la CIA, es el creador de esta serie que sigue a un matrimonio soviético encubierto a escasa distancia de la capital del autoproclamado Mundo Libre. Este planteamiento no implica alineación con los ideales socialistas, pero tampoco los demoniza (nació en una familia liberal en el sentido norteamericano, esto es, progresista), como tampoco canoniza al bando norteamericano de la Guerra Fría.

Igual que Tom King, Weisberg debe enviar los guiones a la CIA antes de grabar los capítulos. Es el precio de respetar tanto los códigos del género como la experiencia en la Agencia Central de Inteligencia. Pero en cualquier caso, The Americans prioriza el drama de personajes. La serie se mueve continuamente en la tensión entre la lealtad a sí mismo y a los que quieres y la lealtad a la organización a la que sirves. A menudo coinciden, pero en la misma frecuencia pueden chocar. En esas condiciones viven los Jennings, Philip y Elizabeth, los principales protagonistas. Pero también brillan otros como Stan Beeman, su nuevo vecino y agente del FBI, u Oleg Burov, agente del KGB con uno de los mejores crecimientos a lo largo de una serie.

Sexta (última temporada) disponible en Movistar.

Homeland (2011-2019)

series de espías

El regreso de Nicholas Brody y la obsesión de Carrie Mathison por descubrir si era un agente durmiente terrorista nos tuvo en vilo dos años, tuvo grandes audiencias, críticas y premios. Pero la tercera temporada fue un misil tierra-aire que hundió el título y su prestigio. Sin embargo, en un giro totalmente inesperado, Homeland resucitó con una cuarta temporada espectacular.

Homeland no ha recuperado el título de serie de moda o la consideración de obligado visionado. Pero Homeland ha mejorado a base de ampliar su visión de conjunto. Además del terrorismo, ha tocado la política más mediática o las fake news. También ha salido de Estados Unidos, por ejemplo a Pakistan o Alemania. Y ha hecho más coral su protagonismo, dando más peso a Dar Adal, dominador de las cloacas de Estado, o Peter Quinn, el juguete roto de los programas más oscuros de la CIA. No has visto resucitar muchas series como lo ha hecho Homeland.

Seis temporadas disponibles en Netflix España. Séptima próximamente. La octava y última será estrenada en FOX España.

The looming tower (2018)

series de espías

The looming tower narra los años previos a los atentados del 11 de septiembre de 2001. Y la trama se centra en cómo la guerra abierta entre los mandos de la CIA y el FBI dificultaron la lucha contra Al Qaeda y Osama Bin Laden, antiguo aliado estadounidense contra los soviéticos en Afganistán y finalmente autor de uno de los días más negros de la historia reciente.

El principal punto de discusión está en la forma de afrontar el todavía floreciente problema. En el Buró Federal de Investigación (Jeff Daniels) pensaban en detener a cuantos pudieran y tratarles como delincuentes habían vulnerado leyes. En la Central de Inteligencia (Peter Sarsgaard) defendían la lógica de guerra y espionaje, tratar de convertir en dobles agentes a personas de interés y responder a atentados como actos de guerra. Una confrontación que debe arbitrar el Coordinador de Seguridad y Antiterrorismo (Michael Stuhlbarg) y principal asesor en la materia del Presidente. La Casa Blanca entonces estaba ocupada por Bill Clinton, protagonista del caso Lewinsky y necesitado de un bálsamo para su imagen pública.

Temporada única disponible en Amazon Prime Video España.

Jack Ryan (2018-…)

series de espías

La serie literaria de Tom Clancy goza de gran estabilidad, y ha publicado ya en cuatro décadas hasta 21 títulos. Sin embargo, su versión cinematográfica tiene pilares menos sólidos. Cinco películas, cuatro actores, tres décadas, y dos intentos de reboot para un único personaje: Jack Ryan. John Krasinski ha recogido el testigo de Alec Baldwin, Harrison Ford, Ben Affleck y Chris Pine. Y por lo que hemos visto, puede ser el definitivo.

El Jack Ryan del s.XXI vive el mismo drama de siempre: dejar el cubículo del cuartel de la CIA, pisar el terreno. Pero la serie se adapta a los nuevos tiempos desterrando el viejo enemigo ruso y virando hacia el terrorismo islamista. Evita presentar un malo de cartón piedra prestando atención a cómo se radicaliza. Pero también lleva a Ryan a entender, como ya le gritaron a otra encarnación suya, que el mundo no es blanco ni negro. Esta vez se lo hace ver su superior James Greer, más presente que nunca. De hecho, la dinámica entre Jack y James es uno de los pilares de la serie. Renovada antes de estrenarse, el reparto ya se está reforzando. Me alegro por un buen ejemplo de cómo refrescar una marca con una gran serie de espías.

Temporada disponible en Amazon Prime Video España.

Counterpart (2017-…)

series de espías

Starz sorprendió el pasado invierno con este thriller que mezclaba la ciencia ficción con la vieja escuela del género. Counterpart utiliza la existencia de un mundo paralelo para recuperar la esencia del espionaje en los tiempos del Muro de Berlín, escenario de la trama que irrumpe en la vida de Howard Silk. La ciencia ficción es prácticamente una excusa para este ecosistema, todo lo demás es puro y duro juego de espías.

Gran parte del éxito se debe a la capacidad interpretativa de JK Simmons. Casi todos los personajes tienen un doble en el otro mundo, pero los dobles de Simmons son los únicos que continuamente comparten plano. Solo necesita matices de los más sutiles para presentar dos personas a las que es imposible confundir durante toda la serie. Uno apocado y conformista, el otro resuelto y expeditivo. Por lo demás, Counterpart mantiene el interés y el suspense con una trama que casa de lujo con esas tonalidades grises.

Temporada disponible en HBO España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.