corrupción

la Dalia Negra

La Dalia Negra, de James Ellroy

Leer La Dalia Negra me ha parecido como subirme a un ring con James Ellroy, algo probablemente más seguro que sentarse en un escenario con él. El lector ve al autor bailando a su alrededor y soltando algunos golpes. Durante un buen tiempo no está seguro de por dónde van los tiros. Luego cree que le ha tomado la medida y aguanta bien el intercambio. Y en un momento dado, Ellroy empieza a golpearte hasta que lo ves todo oscuro. Y entonces te noquea.

El caso de la Dalia Negra agitó la ciudad de Los Ángeles a mediados de los años cuarenta. El 15 de enero del 47, Elizabeth Short apareció asesinada y mutilada en un solar de la Treinta y Nueve con Norton. La prensa la bautizó como Dalia Negra y convirtió el suceso y su vida en su juguete mediático. Setenta y un años después sigue en la pila de casos sin resolver. En la misma categoría se encuentra el asesinato de Geneva Odelia Ellroy, la madre de James, que también apareció en un descampado violada y asesinada once años después de Short. Como dice Harry Bosch de su propia madre, ellas no contaron.Leer más »La Dalia Negra, de James Ellroy

Suburra

Suburra, las ruinas de Roma

La Suburra era el Bronx de la Antigua Roma. Era un área ruidosa y sucia en la que se ubicaban muchos comercios y fábricas, cobijaba en sus calles a un buen puñado de criminales, prostitutas y pobres. Sobre su tierra, hoy se levanta el barrio Monti, pero para alguno «este lugar no ha cambiado en 2000 años. Patricios y plebeyos, políticos y criminales, prostitutas y curas… Roma». Esa mezcla de actores sociales reúne el concepto de lo que hoy significa la palabra Suburra: inmoralidad y criminalidad.

Suburra también es uno de los libros del magistrado Giancarlo de Cataldo publicado en 2013. Su libro más famoso es Romanzo criminale (2002), una novela que ficcionaba la historia de la banda de la Magliana. Michele Placido la llevó al cine en 2005, y tres años después apareció como excelente serie televisiva con Stefano Sollima. Estos tres nombres se volvieron reunir para esta nueva producción. En este caso, Sollima se encargó de la adaptación cinematográfica, y Michele Placido se puso al frente de la versión por capítulos encargada por Netflix. Detrás del desarrollo también está Cattleya, productora responsable de la también soberbia Gomorra, que Sollima adaptó del libro de Roberto Saviano. No es de extrañar que tras tanta insistencia en los mismos nombres en este mismo género, en esta serie haya ecos de las anteriores.Leer más »Suburra, las ruinas de Roma