Poli, de Valentin Gendrot

Poli

Como no es lo mismo contarlo que vivirlo, Valentin Gendrot se infiltró [más de] 21 días en la policía francesa. Afrontó un curso de preparación trimestral y vistió el uniforme policial unos tres años. Este joven periodista francés de apenas treinta años ya se había infiltrado antes en empresas para tratar la explotación laboral de los empleados de las grandes empresas. Pero esta misión era mucho más compleja, complicada y peligrosa. Infiltrarse en una plantilla de currantes para ver cómo les tratan los de arriba no es lo mismo que ponerse el uniforme azul. Los cuerpos policiales viven en una tensión permanente. Por sus propias demandas laborales, por las denuncias que reciben por su agresividad y por la sensación que parecen transmitir de que tienen todo el mundo el contra. Y de su paso por ese avispero dio a luz este Poli, Madero en versión francesa original.

Poli retrata un mundo tóxico, pero son unas doscientas páginas escritas con un estilo muy ligero y fácil de leer. Gendrot escribió una especie de diario escribiendo al final de cada jornada sobre sus experiencias, y eligió para el libro las más significativas. Y, además, las acompaña de datos significativos y conclusiones de estudios relevantes. Entre los temas que más se prestan a este despliegue está el racismo, siempre presente en un país tan multicultural como Francia. Pero también la violencia de género, que apenas ocupaba unas tres horas en los tres meses de preparación. O el suicidio, cuya tasa es abismalmente superior entre los policías.

Poli es un gran trabajo periodístico de infiltración en una de las instituciones más observadas de un país

Durante sus años como auxiliar de la policía francesa, el infiltrado ocupó varios puestos que le colocaron cerca de la acción y los puntos de mayor conflicto. Durante la última BCNegra, Grendrot comentó que trataba de camuflarse evitando gestos durante los momentos más violentos. Pero en el libro llega a comentar que se sorprende a sí mismo con algunas reacciones. O incluso relata cómo supera con facilidad el trámite de una declaración falsa para apoyar a un compañero que ha agredido a un joven delante de él, más allá del dilema ético sobre si dar el paso.

Gendrot hace un retrato complejo del policía francés. Por un lado, da a entender que el leitmotiv Diiler (Dignidad, Integridad, Imparcialidad, Lealtad, Ejemplaridad, Respeto absoluto a toda persona) se cumple tirando a poco con según qué sectores de la población. Pero por otro también explica las condiciones precarias del cuerpo policial, que se coronan con la necesidad de cumplir según qué estadísticas de detenciones. El resultado es un interesante trabajo que el propio Gendrot ha explicado que será adaptada a serie en el país vecino. Y que por similitudes, necesitaría encontrar ese mismo enfoque seco y espectacular de Antidisturbios.

Ficha técnica

  • Título: Poli
  • Autor: Valentin Gendrot
  • Traducción: Elena González García
  • Editorial: Principal de los libros
  • Año: 2021 (España), 2020 (Francia)
  • Páginas: 239

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.