Kill or be killed #2, de Brubaker y Phillips

Kill or be killed 2

La historia se pone de lo más interesante con este segundo volumen. El primer tomo de Kill or be killed nos presentó a un joven justiciero que, casi a la fuerza, se lanzaba a apartar de las calles a mala gente. Y ahora toca ver también cómo ha reaccionado la sociedad a su irrupción. Brubaker, Phillips y Breitweiser plantean una segunda etapa en la serie tan plural como sólida. Kill or be killed 2 muestra la evolución de Dylan. Pero también entran en escena los departamentos policiales, los titulares de la prensa y las impresiones de los vecinos. Todo esto empezó por cómo se sentía Dylan en este mundo, así que es natural que sepamos cómo reacciona el mundo al nuevo Dylan.

Pese a su toque paranormal tan definitorio, la serie sigue más cerca del género negro que de otro tipo de historia. Dylan ya se ha llevado por delante a unos cuantos indeseables. A unos cuantos de los que costaría mucho argumentar que el mundo no está mejor sin ellos, como llega a decir de uno de sus objetivos. Pero el mundo sigue exactamente igual. Lo dice el propio Dylan para explicar que su golpe en el club de estriptis no cambió nada, y se lo oye a un kioskero mientras ve su capucha en la portada de un periódico. A pesar de todo, poco ha cambiado en Dylan. Está atrapado en un chantaje, pese a que cada vez se siente más cómodo matando. Pero ni el mundo cambia ni él puede hablar de ello con alguien, y por tanto se sigue sintiendo solo.

Brubaker, Phillips y Breitweiser entregan un notable Kill or be killed 2 que amplía los márgenes de la historia

Kill or be killed 2 mira más allá de Dylan. El joven ha empezado a entrenar boxeo y se ha reencontrado con una chica de su pasado, Daisy. Pero no basta para escapar a la que se le viene encima. La detective que investigó su primer homicidio no logró resolverlo, pero siguió lo suficientemente pendiente como para ver el reguero de muertes de tipos que se lo merecían. Y como en el caso de Dylan como justiciero, por muchas ganas que le ponga la detective Lily Sharpe, la inercia burocrática de los viejos inspectores frenan el brío de la joven investigadora. Sin embargo, con mucha mayor determinación tras la primera lista que encuentra se mueve la mafia rusa. El ataque de Dylan no les impidió seguir funcionando, pero no les conviene dejar impunes los atentados. Pero de una u otra manera, ambos lados de la ley arrinconan al justiciero.

El segundo tomo de la serie amplía las coordenadas de la serie. Ya no es solo cómo afronta Dylan esta encrucijada. También trata sobre cómo repercute en los demás. Brubaker engarza muy bien el avance de las tramas, ya en plural, con el dibujo más o menos psicológico de sus personajes. Como la detective Lily Sharpe, a quien vemos por primera vez pero ya conocemos ya como si fuera nuestra sombra. Como Rex, el camello de Dylan. O como Kira, a quien conocíamos como el amor platónico del protagonista, pero que en este tomo protagoniza un gran capítulo muy personal que le da mayor entidad. De hecho, se podría decir que Kill or be killed 2 podría titularse De las consecuencias.

Ficha técnica

  • Título: Kill or be killed 2 (contiene #5 a #10)
  • Autores: Ed Brubaker, Sean Phillips y Elizabeth Breitweiser
  • Traducción: Joan Josep Mussarra
  • Editorial: Panini Cómics
  • Páginas: 176
  • Año: 2017 (EEUU), 2019 (España)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.