Treme no es mi serie preferida de David Simon. Sin embargo, disfruté a lo largo de cuatro temporadas acercándome a la ciudad más poblada de Luisiana. Devastada por el huracán Katrina, la población de Nueva Orleans consideraba la cultura como un elemento capital a reconstruir. Una forma de vivir la vida marcada por la música y por el Mardi Gras del carnaval. A este universo llega Blacksad en el cuarto caso de la serie creada por Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido. Y el título habla por sí solo de la influencia de la música.Sigue leyendo

Sigue sorprendiéndome en cada historia Blacksad. Juanjo Guarnido y Juan Díaz Canales atesoran en unas cincuenta páginas un homenaje al género negro más clásico. En apenas cincuenta páginas por caso, hemos visto ya tres tipos distintos de investigación. La primera fue la más sencilla, y revestía menos implicaciones más allá de la víctima. En la segunda se trataron las tensiones raciales. Y, en este tercer libro, Blacksad vive en los años de la Guerra Fría y la Caza de brujas. En Alma roja, los autores de esta serie de animalitos vuelven a enfrentarse a las vergüenzas de la tierra de la libertad y las oportunidades.

Alma roja es el cómic más político de los publicados hasta ahora en la serie Blacksad. Guarnido y Díaz Canales reviven la caza de brujas macartista de mediados de siglo XX. Un período marcado por el mandato como senador del republicano Joseph McCarthy, quien asimiló las simpatías con el comunismo con la traición a la nación y la colaboración con Moscú. Periodistas, intelectuales y científicos eran acusados de actuar como espías soviéticos o pasar información para producir una bomba atómica. De este eje del mal se queda fuera de Blacksad el ataque a periodistas, para lo que recomiendo Buenas noches y buena suerte. Edward Murrow fue acusado por McCarthy pero consiguió plantar cara y colaborar en su desprestigio. Murrow fue autor de una frase clave para denunciar la situación: “No debemos confundir disensión con deslealtad”.Sigue leyendo

Arctic Nation

Si Humphrey Bogart fuese un animal, sería un gato y se llamaría John Blacksad. Nadie encarnó mejor el género negro en el cine ni se identificó más con los detectives emblemáticos: Spade y Marlowe. Es difícil pensar en otros nombres cuando vemos las viñetas de Juanjo Guarnido ilustrando las historias de Juan Díaz Canales. Estos dos españoles triunfan en el cómic visitando la época de oro del noir. Y si Un lugar entre las sombras fue una excelente presentación, Arctic Nation es una sobresaliente confirmación. En este segundo arco, el detective felino afronta los conflictos raciales y los recelos de una pequeña comunidad.Sigue leyendo

Un lugar entre las sombras

Apenas el 11% de los cómics publicados en nuestro país el año pasado era material original en español, una cuota que se ha reducido de forma sostenida durante los últimos cinco años a pesar de que el volumen total de ejemplares editados ha crecido considerablemente. Son datos del último informe anual de Tebeosfera. A finales de siglo pasado la situación no era mucho más alentadora para el artista patrio. De hecho, Blacksad, el cómic de artistas españoles más aclamado internacionalmente dio a luz pasados los Pirineos. Su primera historia es Un lugar entre las sombras.

Sigue leyendo