El inocente Mick Haller

Michael Connelly cruzó la línea de la ley en 2005. Después de alumbrar tres series con protagonistas persiguiendo a los malos, el autor dio protagonismo a un personaje que trabajaba para el otro lado. El verso suelto es Mick Haller, hermanastro de Harry Bosch y abogado defensor. El protagonista de El inocente no es cómodo para el lector, te pone del lado de quien defiende a quien ha infringido la ley. Pero en cierto modo, también es un garante del Estado de Derecho, porque ayuda a controlar excesos policiales. Es un personaje interesantísimo.

El título original es bastante más sugerente que el español: The Lincoln Lawyer, el abogado del Lincoln. Haller maneja un buen número de casos, pero la clientela no es tan acaudalada ni fija para permitirse un despacho. Así, su imagen corporativa reposa su fuerza en un resplandeciente coche lujoso. En él se mueve hacia donde haya clientes, “no debes olvidar que no quieres clientes de las localidades baratas. Quieres los que se sientan en la línea de las cincuenta y ardas, los que tienen dinero en el bolsillo”. Sin hacer miramientos, “algunos clientes normalmente están acusados de ser traficantes de droga, pero su dinero es tan verde como el de los estafadores bursátiles de Beverly Hills”.Sigue leyendo

Harry Bosch Último recurso

Tres años sin placa fueron suficientes. Harry Bosch ha vuelto al Departamento de Policía de los Ángeles. El primer impulso llegó por necesidad, pero el paso definitivo obedece a la convicción y al gusto por volver a trabajar en compañía. Y aunque sería fácil volver a la situación previa a su salida, Michael Connelly plantea una situación nueva a la que el detective debe acostumbrarse. Bosch ha pasado de ser el primer investigador al último recurso de las familias para encontrar paz y justicia.Sigue leyendo

Cauces de maldad

A estas alturas de la serie podemos distinguir dos tipos de novelas del detective Harry Bosch. Unas mortifican al personaje, como El último coyote o Ciudad de huesos: reafirman su misión pero le deprimen. Otras le inyectan adrenalina, como El eco negro o El vuelo del ángel: le hacen sentir que su trabajo sirve y la rabia puede más que el dolor. Cauces de maldad es de las segundas, y las páginas parece que vibran en manos del lector.

Sigue leyendo

Sé quién eres

Pau Freixas explicaba en una entrevista que no podía alargar un relato como Sé quién eres y hacer cuatro temporadas. Pero antes de que acabara la serie, en un intermedio se coló el anuncio de una secuela literaria. La primera impresión, francamente, fue la de jugada empresarial, pero cambió cuando apareció en la pantalla Claudio Cerdán. El autor murciano es uno de mis pendientes de la novela negra española, y esta publicación me ha parecido una inmejorable excusa para poder acercarme por fin a su trabajo. Y pedí La última palabra de Juan Elías a Ediciones B para traerla aquí.

Sigue leyendo

luz perdida

El título de esta novela hace referencia a un concepto instalado en la mente del detective Bosch desde su época en los oscuros túneles de Vietnam. Se lo explicó a Terry McCaleb en Más oscuro que la noche y a Julia Brasher en Ciudad de huesos. La luz perdida era el resplandor que le guiaba en la oscuridad, cuando se acostumbraba a la negrura y podía apreciar los detalles. “Estaba como atrapada allí abajo con nosotros. Estaba perdida, pero nosotros la encontrábamos”.

Michael Connelly abre con este libro un nuevo arco en la serie. El último arrancó con su feliz regreso a la División de Hollywood después de una baja forzosa, pero terminó perdiendo a su mujer y renunciando a la placa. De las sombras, salió un nuevo Bosch reinventado en investigador privado, como Marlowe.

Sigue leyendo

Ciudad de huesos

Tenía muchas ganas de llegar a esta novela de Harry Bosch. Ciudad de huesos fue la novela elegida por Eric Overmyer y Michael Connelly como primer caso de la adaptación televisiva del detective. Francamente, me esperaba una historia más explosiva para enganchar espectadores. Sin embargo, Ciudad de huesos no es precisamente vertiginosa. La octava novela de Bosch es una de las que mejor muestra la psicología del personaje.

Sigue leyendo

El asesino del acantilado, de Antonio Manzanera

Algunos libros te enganchan por el diseño de la portada, otros por el título y otros por la sinopsis. En este caso fue el planteamiento quien me rescató después de que el engañoso título casi me echara para atrás. Cuando leí El asesino del acantilado me imaginé otra carrera para detener a un serial killer, pero el resumen sugería una de mis corrientes negras favoritas. Unos tipos buscando unos millones perdidos para salir de pobres. Antonio Manzanera, a quien no tenía en el radar, me ha dejado un gran sabor de boca con este homenaje al género negro. Para mayor culto, la historia se desarrolla en California, territorio de leyendas como Marlowe, Archer o Bosch.

Precisamente el primer protagonista del relato es un detective privado, Cheney Moore. Este investigador recibe a un tipo que se presenta como taxista de presos excarcelados. Y Charlie Wilson le explica a Moore que su último pasajero apareció muerto, y que quiere buscar los millones del atraco que le llevó a la cárcel. Moore trata de desentenderse del “encargo más estúpido” que ha recibido, aunque termina cediendo. Aquí arranca una trama clásica de detectives que tocan puertas dudosas y abren otras inesperadas.
Sigue leyendo

El vuelo del ángel

Uno de los vagones del Angel’s Flight de Los Ángeles (Foto: Omar | Flickr)

Una de las últimas series que más me han gustado es The People v. OJ Simpson. Narra cómo se convirtió un juicio por asesinato en un debate sobre racismo y labor policial. Para conseguir este efecto, los abogados de OJ se ayudaron de las tensiones raciales que pesaban sobre Los Ángeles y su Departamento de Policía. Uno de los capítulos más influyentes fue la paliza a Rodney King, propinada por unos agentes blancos más tarde exonerados por un jurado blanco. Como respuesta, los barrios negros ardieron en los conocidos disturbios del 92. Todos estos nombres y acontecimientos los absorbió Michael Connelly para sus novelas de Harry Bosch.

Bosch veía estas cuestiones “como un ciclo. Cada veinticinco años, más o menos, la ciudad acababa con su alma incendiada por el fuego de la realidad. Pero luego seguía adelante, deprisa, sin mirar atrás, como un conductor que se da a la fuga”. El detective también advertía que “se había creado una cultura policial en la cual todo el que no iba de azul era visto como escoria y tratado como tal. Así se acababa con los Rodney King. Se acababa con unos disturbios que los soldados de a pie no podían controlar”. En la perversión también participaban abogados que perseguían la culpabilidad de policías en casos por derechos civiles. Incluso con una indemnización simbólica de un dólar para las víctimas, los abogados cobrarían toda su minuta al ayuntamiento.Sigue leyendo

Confesiones de un gánster de Barcelona

La biografía novelada de Miguel Ángel Soto es una novela rompedora. Rubén Bertomeu decía en Crematorio que “hace tiempo que se acabó la gran comilona, eso de comérselo todo muy deprisa antes de que te lo quiten del plato. Ahora ha llegado el momento de la moral pública”. El Millonario es hijo de esa gran comilona, de la Barcelona underground y de unas “libertades de los 80 que no volveremos a tener” según comenta Soto (9:55). Miguel Ángel se hizo un nombre en la delincuencia barcelonesa gracias a su habilidad para dar palos. No fue el único, las cárceles estaban superpobladas, pero sí es uno de los poquísimos que lo han contado, ahora ya totalmente reformado. Confesiones de un gánster de Barcelona es la historia de su vida criminal y carcelaria.

Sigue leyendo