Manhunt: Unabomber, de las palabras a las bombas

manhunt: unabomber

Manhunt: Unabomber, de las palabras a las bombas

Sigue el rastro del dinero. Es una frase histórica y cuando la oímos pensamos directamente en Garganta Profunda en Todos los hombres del presidente. O en The Wire. Si alguien la menciona, muy probablemente ha visto bien la película, bien la serie, o bien las dos cosas. Y sin recurrir a la cultura popular, también podemos imaginar de dónde es alguien por las palabras que utiliza. Es decir, el vocabulario normalmente delata a las personas. En el campo de la investigación, esta corriente se conoce como lingüística forense. Esta forma de trabajar es el centro de Manhunt: Unabomber, la historia de cómo un ex agente de patrulla logró cazar a uno de los terroristas más buscados por el FBI.

La caza del Unabomber fue una de las más longevas y caras de la historia del Buró Federal, según Newsweek. Arrancó en los años setenta y finalizó en los noventa. El objetivo era el terrorista que explotó dieciséis bombas a lo largo de dieciocho años, entre 1978 y 1995. Entre sus dianas se encontraban universidades y aerolíneas, lo que provocó que el FBI le bautizara con el acrónimo Unabomber: University and Airline Bomber. Un primer perfil del histórico John E. Douglas (Holden Ford en Mindhunter) describía al sujeto desconocido como un hombre con una inteligencia superior a la media. Sin embargo, ese bosquejo fue sustituido por uno que definía al terrorista como un trabajador de cuello azul, un mecánico. Estas últimas indicaciones provocaron palos de ciego hasta que un nuevo analista consiguió hacer tabla rasa y empezar de cero.

Manhunt: unabomber llega hasta al criminal a través del lenguaje y renueva el género policíaco

El hombre que consiguió cambiar el rumbo y puso en la pizarra la identidad real del terrorista fue Jim Fitzgerald. Interpretado por Sam Worthington, es quien hace avanzar y la historia y quien tiene mayor protagonismo. No me ha parecido tan brillante como algunos compañeros de reparto, pero transmite muy bien su inseguridad pese a su acertada determinación. Por lo demás, su historia ya la hemos visto muchas veces: un investigador se obsesiona y se va aislando. Manhunt: Unabomber arranca contraponiendo momentos de 1995 y 1997, de los dos momentos en los que recurren a Fitzgerald para apresar al terrorista. En la primera ocasión vive con su familia, en la segunda vive solo en medio del monte. Una especie de asimilación con el hombre que ocupó su cabeza en los años anteriores.

Por el camino contó con notables rechazos por parte de sus superiores, muy notables Jeremy Bobb como Stan Cole y Chris Noth como Don Ackerman. Pero también tuvo apoyo de compañeros y colaboradores externos, como Tabbi (Keisha Castle-Hughes) o Natalie (Lynn Collins). Y como desde el principio queda clara la captura del Unabomber, el misterio se redirige hacia cómo se atrapó a Ted KaczynskiEl enfoque es totalmente diferente a otras series policíacas. En este caso, seguir el dinero es la investigación a fondo de sus textos, en el fondo y sobre todo en la forma. Y Paul Bettany hace un trabajo excelente dando vida a Kaczynski. No tanto como un frío asesino como sí un superdotado temeroso de los excesos de la revolución industrial. Y capaz de matar por ello.

Está prevista una segunda temporada de Manhunt con otro criminal distinto

Si normalmente se dice uno pierde la razón al recurrir a la violencia, parece que Unabomber se parece más a una excepción de la regla. Cuando se publicó el manifiesto de Kaczynski, el publicó lo leyó e incluso compartió puntos de vista a pesar de los atentados. Y el año pasado, incluso, Ted pudo publicar un libro sobre la revolución anti tecnología. Este es el nivel de celebridad del terrorista que protagoniza el primer proyecto de ficción de un canal como Discovery Channel. La crítica estadounidense respondió con entusiasmo y según su director, Greg Yaitanes, está prevista una segunda temporada con otro criminal diferente. A España ha tardado en llegar unos meses pero ha valido la pena. Por si no ha quedado claro ya: recomiendo lanzarse a por Manhunt: Unabomber.

manhunt:unabomber

Manhunt: Unabomber está disponible en España a través de Netflix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *