Harry Bosch #3: La rubia de hormigón

La rubia de hormigón

Harry Bosch #3: La rubia de hormigón

La tercera entrega del detective creado por Michael Connelly continúa la inmersión retrospectiva en Harry Bosch. En esta ocasión se retoma como un móvil crucial para aclarar el caso que le desterró de Robos y Homicidios a la división de Hollywood. El caso del Maquillador fue mencionado fugazmente en El eco negro y también en Hielo negro. Ahora irrumpe en la primera línea del relato cuando la viuda de Norman Church abre un proceso de derechos civiles contra el detective cuatro años después. Era el principal sospechoso, y finalmente fue encontrado culpable. La aparición de la rubia de hormigón pone en duda la inocencia de Harry.

Harry Bosch es demandado por el Caso del Maquillador

El título combina la Señora de la Justicia de hormigón que hay frente al juzgado y una nueva víctima encontrada envuelta en hormigón. Esta mezcla pone en duda la primera resolución del caso y Bosch se cuestiona su futuro. “Podría estar hundiéndome en el fango. Me pregunto si conseguiré trabajo de detective privado después de esto. Como Marlowe”.

Como en el caso original, la nueva investigación también recibe poemas anónimos. Y Bosch termina por dudar si se equivocó con Norman Church, pese a que entonces se confirmó que había acertado. La alternativa es un imitador muy bien informado, y por tanto muy peligroso. La narración también explica que el juicio no está virgen de vicios. En la acusación hay un negocio por las minutas y en la defensa del departamento una preocupación por los gastos. Todo eso importa más que si el fallo le declara culpable o inocente. Aunque la indemnización sea un dólar, la abogada cobrará toda su minuta al Ayuntamiento. Es una de las tantas perversiones del sistema.

La rubia de hormigón es la novela más judicial de Bosch

En ese circo judicial, Bosch no soporta a su abogado por ser parte de la burocracia. Sin embargo, admira la solvencia de Honey Chandler, la abogada que pretende hundirle a él y al Departamento. Money denuncia su brutalidad policial en casa de Church y abre cajones que Bosch prefería escondidos. Sin embargo, guarda cierta admiración hacia ella por agitar la versión oficial del Departamento.

Uno de los hombres más preocupados en esa tarea suele ser el subdirector Irving, quien se muestra menos duro con Harry y es un compañero leal (aunque superior) en la operación policial para averiguar si hay algún imitador del Maquillador o si Bosch mató a un sospechoso inocente. El operativo permite ahondar en la relación entre el porno y la prostitución, un tema de denuncia social que completa una gran historia.

Ficha técnica
Título: La rubia de hormigón
Autor:  Michael Connelly
Editorial: Roca editorial
Páginas: 399
Año: 1994

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *