Hammerhead, James Bond según Andy Diggle

Hammerhead, James Bond según Andy Diggle

La editorial Dynamite está explotando con gusto sus derechos sobre el espía más famoso. En dos años ha estrenado hasta nueve cabeceras relacionadas con 007, ya sea con James Bond, Felix Leiter o Moneypenny. A España no ha llegado todo aún pero Panini está publicando paulatinamente este universo. Y después de las dos historias escritas por Warren Ellis, toca una misión encargada por Andy Diggle. El cambio de guionista supone dejar atrás la ciencia ficción para abrazar un tono más realista. Hammerhead es una compleja trama de suspense relacionada con la seguridad nacional y el negocio armamentístico.

Y vuelvo a repetir algo que ya he escrito en otras ocasiones. Recomiendo leer la escena precréditos escuchando el tema musical de fondo. Son nueve páginas del 007 más determinante y solitario. El prólogo de Hammerhead comienza con Bond aterrizando en paracaídas en la Torre de David de Caracas. En aquel rascacielos en ruinas busca a un hacker que está atacando el corazón informático de una importante empresa británica. Después de cargarse a varios matones y dar con el hacker, cuando más cerca está de concluir la misión con éxito, se va todo al traste. Y Bond vuelve a Londres con el único premio de un apodo para nombrar al cabecilla de la operación: Kraken.

Hammerhead

En el cuartel general de los servicios secretos, M le explica a Bond que su trabajo ha sido “ineficiente y contraproducente”. Y para evitar que haga más daño, James es apartado de la investigación principal debido a la influencia de la empresa Hunt, proveedora de armas del estado británico, y de su presidente, amigo cercano del Primer Ministro. Como consecuencia, 007 es reasignado a tareas de recopilar información acompañando a Bernard Hunt, por si Kraken trata de volver a atentar contra él o su hija Victory. Un trabajo de niñera. Pero como somos muy listos, es fácil deducir que esto le pondrá en el sitio adecuado para resolver el enigma.

El guion también está apoyado por un dibujante que no me sonaba de nada, Luca Casalanguida. Me ha gustado mucho, me parece más completo que Jason Masters, el dibujante de Vargr y Eidolon. No es muy detallista, pero evoca muy bien las escenas. Y cuenta con un gran punto fuerte como es el dinamismo. Brilla en las (muchas) escenas de acción y Diggle le permite explayarse con varias secuencias de páginas puramente visuales. Transmite una viveza brillante. Otro dibujante más ilustre -Francesco Francavilla- se encarga de las portadas, donde se ve a un Bond más estilizado, pero creo que me quedo con la imagen implacable de Casalanguida a lo largo del cómic.

Hammerhead despliega una trama de suspense relacionada con la seguridad nacional y el negocio armamentístico

Kraken es el plural alemán de pulpo, el logo de Spectra. Pero también es en la mitología escandinava una criatura que emergía de las profundidades, como el Kraken de Hammerhead. Andy Diggle hablaba en una entrevista sobre las diferencias entre la época de Fleming y la actual, y comentaba que “en nuestro mundo globalizado y conectado en red, todas las naciones comercian y se espían mutuamente al mismo tiempo. No siempre es obvio quién es el verdadero enemigo”. Son palabras similares a las de M en Skyfall, “Miren a su alrededor, ¿a quién temen? ¿Pueden ver un rostro, un uniforme, una bandera? No, nuestro mundo ya no es tan transparente, es más opaco. Está en la sombra y ahí debemos pelear”. Centrándose estrictamente en Hammerhead, Diggle explicaba que “el villano es el capitalismo mismo“. Un punto de vista interesante, teniendo en cuenta que Bond siempre luchó contra los soviéticos.

El dibujo de Luca Casalanguida transmite un dinamismo muy agradable, y su Bond es implacable

La actualización de James Bond y su entorno fue una de las cuestiones más interesantes de la etapa de Warren Ellis como guionista de 007. Andy Diggle no se ha entretenido tanto en este proceso de modernización y ha adoptado el contexto elaborado por Ellis, aunque no se ha resistido a incluir la figura de la chica Bond encarnada por Victory. Hammerhead se centra más en el desarrollo de la historia, que me ha parecido muy notable, al nivel de Eidolon. Cuando las tramas de espionaje tienen que ver con enemigos internos, y la puesta en duda de las pocas certezas que quedan en pie, siempre me gustan más que contra enemigos nuevos o lejanos. Es el caso de esta misión de Bond, que deberá tratar de evitar que Kraken trate de conseguir “make Britain great again”.

Ficha técnica

HammerheadTítulo: Hammerhead
Autor: Andy Diggle (guion) y Luca Casalanguida (dibujo)
Editorial: Panini
Páginas: 144
Año: 2016 (original) y 2017 (España)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *