Fargo, neo noir sobre nieve

Fargo nikki swango

Fargo, neo noir sobre nieve

No creo que haya muchas series con más capacidad para remontar suspicacias que Fargo. Antes del estreno, Noah Hawley tuvo que trabajar en su historia entre murmullos de dudas. Si por regla general hay desconfianza hacia los remakes, más los iba a haber cuando se trata de adaptar una película tan genial de los hermanos Coen. Y estrenada hacía menos de veinte años. Pero no solo las superó, lo admirable es que las cambió por atronadoras ovaciones y merecidos premios. Después de tres temporadas, no sabemos si habrá más y nos deja un gran vacío.

La estructura de Fargo permite una tabla rasa cada año. Hay un universo único y lazos sutiles entre temporadas, pero los saltos temporales permiten esa especie de reseteo. Aunque también están unidas por una serie de personajes ya emblemáticos de Fargo, como la policía honrada, el tipo sádico y cínico o el tipo normal. Y en todas sus tramas, Hawley ha reunido en asociaciones imposibles a gente de los dos lados de la ley. Y se ha recreado en cómo los inocentes afrontan sus preocupaciones criminales. En este punto, Fargo recuerda a novelas de suspense como El gran reloj. Aunque en la serie de FX todo está envuelto en una atmósfera exagerada de humor negro.

Noah Hawley se ganó el aplauso de público y crítica con la adaptación del título de los Coen

Los personajes de Fargo también incurren en esa lógica de la que habla Carlos Zanón: a veces la gente hace cosas raras. Si no fuera ya una saga juvenil, FX podría haberse quedado el título de Una serie de catastróficas desdichas. El primer capítulo de Fargo III es un gran ejemplo, una hora y media escrita y dirigida por Noah Hawley. Una apertura en la mejor tradición de las historias de perdedores, donde incluso el más acomodado enmudece ante alguien más grande. Siempre hay un pez más gordo.

La trama arranca en torno a la enemistad de los hermanos Stussy. A Emmit le ha ido bien, es el Rey de los aparcamientos de Minnesota. A Ray no tanto, es oficial de libertad de condicional y culpa de sus males a su hermano. La génesis de este malestar se remonta a la infancia y se refiere a un sello. Un día fue de Ray pero se lo malvendió a su hermano, y ahora trata de recuperarlo. Su rivalidad deja varios muertos por el camino, poniendo en marcha a la ayudante del sheriff Gloria Burgle, mientras que un mafioso llamado Varga trata de hacerse con el negocio de Emmit.

fargo varga stussy

Ewan McGregor era una muy buena apuesta para interpretar a los dos hermanos Stussy, pero para mi gusto las más brillantes han sido Carrie Coon como Gloria Burgle y Mary Elizabeth Winstead como Nikki Swango. Aunque en lados de la ley distintos, ambas parecen encarnar cierta ética y moral. En Gloria Burgle es evidente, como ayudante del sheriff. Cuando la policía local es absorbida por el condado, pierde la dirección y queda subordinada a un jefe absolutamente incompetente que recuerda al que sufrió Molly Solverson en la primera temporada. No solo tiene que investigar crímenes, también superar la condescendencia de un superior inepto.

Fargo ha creado un universo nevado donde desarrolla historias de gente que hace cosas raras sin razones aparentemente razonables

El caso de Swango es más complejo. Es una ex convicta en libertad condicional, y así conoce a Ray. Su relación está prohibida, él podría perder el trabajo y no sabemos el riesgo porque desconocemos si le quiere o le está utilizando. Desde el principio es presentada como una femme fatale, por su buen físico y por sus maniobras para que Ray se vengue de su hermano. ¿Quiere una salida y una vida nueva o quiere dinero sin mancharse las manos? La respuesta creo que es el personaje que mejor evoluciona a lo largo de los diez capítulos.

En el plantel masculino también encontramos grandes personajes. Sy Feltz (Michael Stuhlbarg) es la mano derecha de Emmit y ambos levantaron la empresa, pero ven peligrar su imperio. En su momento, la empresa tomó un dinero que creían un préstamo y resultó ser una inversión de la mafia. Y Varga (David Thewlis) trata de tomar el control ante los esfuerzos de Emmit y Feltz por asegurar que devolverán el préstamo que no existe. Varga es un tipo misterioso, embaucador y escalofriante. El gran villano de la temporada. En el tramo final, se defiende como si estuviera hablando de las dinámicas de un neo noir.

¿Conoce usted ese dicho ruso que dice que el pasado es impredecible? Puede que me lo haya inventado. Aunque quién puede decir con seguridad que lo que ha ocurrido ha ocurrido de verdad. O que es un rumor, desinformación, opinión. Las fotografías se pueden falsificar. Los ojos pueden engañarte. Vemos lo que creemos y no al revés.

Las tres temporadas de Fargo están disponibles en España en Movistar. La primera también en HBO España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *