Blacksad #3: Alma roja

Blacksad #3: Alma roja

Sigue sorprendiéndome en cada historia Blacksad. Juanjo Guarnido y Juan Díaz Canales atesoran en unas cincuenta páginas un homenaje al género negro más clásico. En apenas cincuenta páginas por caso, hemos visto ya tres tipos distintos de investigación. La primera fue la más sencilla, y revestía menos implicaciones más allá de la víctima. En la segunda se trataron las tensiones raciales. Y, en este tercer libro, Blacksad vive en los años de la Guerra Fría y la Caza de brujas. En Alma roja, los autores de esta serie de animalitos vuelven a enfrentarse a las vergüenzas de la tierra de la libertad y las oportunidades.

Alma roja es el cómic más político de los publicados hasta ahora en la serie Blacksad. Guarnido y Díaz Canales reviven la caza de brujas macartista de mediados de siglo XX. Un período marcado por el mandato como senador del republicano Joseph McCarthy, quien asimiló las simpatías con el comunismo con la traición a la nación y la colaboración con Moscú. Periodistas, intelectuales y científicos eran acusados de actuar como espías soviéticos o pasar información para producir una bomba atómica. De este eje del mal se queda fuera de Blacksad el ataque a periodistas, para lo que recomiendo Buenas noches y buena suerte. Edward Murrow fue acusado por McCarthy pero consiguió plantar cara y colaborar en su desprestigio. Murrow fue autor de una frase clave para denunciar la situación: “No debemos confundir disensión con deslealtad”.

Alma roja es el capítulo más político de Blacksad

Blacksad entra en contacto con todo este mundo casi por casualidad. Cansado de encargos mal pagados, John acepta un trabajo como guardaespaldas de un millonario en Las Vegas. Pero cuando el señor Mandeline vuelve a casa para invertir el botín, Blacksad se encuentra con un folleto de una conferencia ofrecida por Otto Liebber. Este búho fue amigo de infancia del protagonista y, aunque no se han visto en años, aún mantienen la amistad. Liebber es también un importante científico que, junto a otros once intelectuales de izquierdas, forma parte de los Doce Apóstoles, un grupo al amparo del filántropo Samuel Gotfield. Entre estos intelectuales se cuentan personalidades como Abraham Greenberg, trasunto de Allen Ginsberg, o el doctor Otero, creado pensando en Severo Ochoa.

Este ateneo cuenta con el odio del Senador Gallo, cuyo referente más claro es el senador McCarthy. Su primera aparición deja bien clara su inspiración refiriéndose a la “guerra entre comunismo y cristianismo”, y agitando una lista de 284 funcionarios pertenecientes al Partido Comunista. Aunque apenas aparece en unas pocas páginas, desprende el terror y la amenaza que supuso el senador de Missouri. Y persigue la misma táctica: la delación de correligionarios izquierdistas.

Alma roja es un número más negro que policíaco. En esta historia de Guarnido y Díaz Canales prevalece la idea de evocar un momento político y social. La investigación del asesinato no es tanto el centro de la historia como una excusa para presentar este contexto. Personalmente, me ha parecido otro gran paso adelante en la serie. Otro número espectacular en forma de trama profunda, con pretensiones de contar una parte de la Historia. Y, como es habitual, con un dibujo para embobarse.

Ficha técnica

alma rojaTítulo: Blacksad 3: Alma roja
Autor: Juanjo Guarnido y Juan Díaz Canales
Editorial: Norma Editorial
Páginas: 56
Año: 2006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *