Milo Malart #1: El asesino de la pedrera

Aro Sainz de la Maza El asesino de la pedrera

Milo Malart #1: El asesino de la pedrera

Descubrí esta novela por casualidad: una promoción de verano que por apenas 1,95€ ofrece un buen taco de seiscientas páginas. No conocía ni el autor ni la historia, pero el título refiriéndose a un símbolo de Barcelona fue bastante para cazarme. Aro Sainz de la Maza es un escritor experimentado en otros géneros y además trabaja como editor. El asesino de la pedrera es su primera novela negra, y con ella nace el inspector Milo Malart.

Uno de las primeras conclusiones al leer la novela es que Sainz de la Maza pretende y consigue lucir Barcelona como escenario, no la limita a un apellido del asesino o un conjunto intercambiable de calles, y además le da el barniz de la Barceluña de la que hablaba Enric González. El autor consigue poner en contra de la ciudad condal sus grandes marcas, empezando por Gaudí y remitiendo a la Semana Trágica de 1909 que bautizó a la ciudad condal como la Rosa de Fuego. 

Aro Sainz de la Maza debuta en el género negro con esta novela

El asesino de la Pedrera es una historia sobre las vergüenzas de la Barcelona preolímpica entregada al progreso. Sainz de la Maza habla de los perdedores del sueño olímpico. El pegamento que une todo es la corrupción y la impunidad con la que puede llegar a actuar la alta burguesía barcelonesa. Milo no soporta a las grandes familias de Barcelona, pero le toca salvarlas.

A Milo Malart le irrita todo

El inspector Malart tiene rasgos del detective clásico. Es solitario, comparte pocos secretos y es tan honesto que la corrupción le agudiza el cinismo. Sin embargo, Milo trabaja en los Mossos y le toca ir en pareja con la subinspectora Rebeca Mercader. Su primera aparición es en contraste con él, aunque luego va dibujándose por su cuenta. Rebeca es una policía joven, más moderna, con estudios sobre Análisis de Conducta criminal, aunque menos experimentada. A veces lleva camisetas de Quantico, y policías norteamericanas. A Milo le irrita, pero a Milo Malart le irrita todo porque es muy borde. Durante la novela tienen que construir desde cero tres frentes: la relación personal, la laboral y, por supuesto, el caso.

Este triple frente permite que el interés sea siempre alto, aunque el ritmo sea irregular. Los altibajos pueden deberse al alto número de páginas, pero hay varias cuestiones a contar y sobra muy poco. Acabado el debut, tengo ganas de seguir con este inspector que cree que “este oficio cambia a las personas” y tiene “instalado dentro el abismo”.

Ficha técnica

Título: El asesino de la Pedrera
Autor: Aro Sainz de la Maza
Editorial: RBA Serie negra
Páginas: 640
Año: 2012

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *