Patrick Kenzie

Apenas dos novelas nos han enseñado que los detectives Patrick Kenzie y Gennaro aguantan la mirada a cualquiera sin pestañear. Lo vimos en Un trago antes de la guerra, cuando se implicaron en un conflicto entre bandas en Dorchester para proteger su barrio y tomar plena conciencia del caso que aceptaron. Y ahora lo vuelven a demostrar en Abrázame, oscuridad, donde es la violencia quien les busca a ellos para amenazar su universo y sus biografías. Y obviamente ellos acaban mal, pero tendrías que ver al otro.
Sigue leyendo