Aro Sainz de la Maza El asesino de la pedrera

Descubrí esta novela por casualidad: una promoción de verano que por apenas 1,95€ ofrece un buen taco de seiscientas páginas. No conocía ni el autor ni la historia, pero el título refiriéndose a un símbolo de Barcelona fue bastante para cazarme. Aro Sainz de la Maza es un escritor experimentado en otros géneros y además trabaja como editor. El asesino de la pedrera es su primera novela negra, y con ella nace el inspector Milo Malart.

Uno de las primeras conclusiones al leer la novela es que Sainz de la Maza pretende y consigue lucir Barcelona como escenario, no la limita a un apellido del asesino o un conjunto intercambiable de calles, y además le da el barniz de la Barceluña de la que hablaba Enric González. El autor consigue poner en contra de la ciudad condal sus grandes marcas, empezando por Gaudí y remitiendo a la Semana Trágica de 1909 que bautizó a la ciudad condal como la Rosa de Fuego. 
Sigue leyendo

La entrega, de Dennis Lehane

Dennis Lehane se adentró con Vivir de noche en el mundo de los grandes criminales, más parecidos a los grandes empresarios que a los perdedores del progreso que suelen protagonizar sus novelas. Sin embargo, como suele explicar en entrevistas, se siente más cómodo escribiendo sobre gente obrera con vidas anónimas. Supongo que por recuperar el gusto antes de cerrar la trilogía Coughlin, desempolvó la historia de Bob y su primo Marv. La entrega es el concepto de novela negra de Lehane en estado puro.

Me fascina increíblemente la lucha entre los que tienen y los que no. Siempre ha sido una partida interesante de observar. Y en particular me interesa la perspectiva de los no pudientes porque ésa es la gente con quien me crié. […] Eso es sobre lo que escribo y lo que me fascina. El motivo por el que creo que escribo estas historias de género negro es porque el noir es la tragedia de la clase trabajadora. La diferencia entre el género negro y Shakespeare es la altura desde donde caen los personajes. Un rey cae desde lo más alto. En el género negro el héroe se cae desde el bordillo. No es una gran caída, pero es igual de dolorosa.

Lehane, en Fuera de series

Sigue leyendo

Cien años de perdón, Daniel Calparsoro

El  cine español nos ha acostumbrado en los últimos años a estrenar muy buenos thrillers. El criminal en concreto es un género que sirve para desnudar las miserias del país. Uno de los últimos es Cien años de perdón, una película dirigida por Daniel Calparsoro y escrita por Jorge Guerricaechevarría. Ambos recuperan el cine de atracos actualizándolo con toques de corrupción política.

La película tiene un guion vertiginoso que se ve reforzado por el ajustado metraje de hora y media. Los personajes (atracadores, rehenes, negociadores, miembros de esferas oscuras del gobierno) son puestos al límite y se descubren fricciones enterradas. En un banco de Valencia entran unos atracadores con la intención de un golpe rápido, pero cuando tratan de salir falla el plan de fuga y entra en juego una caja de seguridad clave para una trama de corrupción.

Sigue leyendo