Spectre

Spectre me ha dejado más satisfecho de lo que esperaba tras leer algunas críticas. Pero también me ha gustado menos de lo que me esperaba cuando se conoció el título y el actor del villano más mítico de la saga. Es una película de notable, se deja ver y entretiene, muestra lo que esperas de una película de Bond cualquiera. El problema es la ambición mostrada en esta etapa por hacer algo más, algo que no ofrece aquí.

Sam Mendes continúa con su afán de machacar a Bond. Después de llevarlo a su casa de infancia en Skyfall, ahora suelta al sicario por el mundo (México, Roma, Austria, Londres y Tánger). Es una película bastante policíaca, con 007 saltando fronteras para seguir las pistas. La pista final es Blofeld, el personaje de Christoph Waltz. La pretensión es presentarle como el monstruo final de la continuidad arrancada en Casino Royale, pero ante un Bond tan oscuro queda algo ridículo. Está bastante lejos de Le Chiffre o Silva.
Sigue leyendo

Black Mass

Como aficionado al género criminal, tenía muchas ganas de ver esta Black Mass. Dos grandes razones. Un protagonista como Johnny Depp que ya había tocado estos ambientes en Donnie Brasco (1997) y Enemigos públicos (2009). Y una historia central con un agente del FBI que quiere medrar acabando con la mafia italiana a costa de proteger a la irlandesa. Su contacto es un gánster irlandés apoyado por buena parte de su barrio, donde también creció el agente. Vista Black Mass me quedan tres ideas. Depp hace una gran interpretación como Whitey Bulger ,un tipo frío y arrogante. Hay una historia bien contada, aunque no es la deseada. Pero el director Scott Cooper no consigue hacer brillar la película.

Sigue leyendo