Vivir de noche

Vivir de noche es la continuación de la monumental Cualquier otro día. Dennis Lehane cambia las asambleas del mundo obrero por las destilerías y veladas del crimen organizado. Y da un salto de siete años desde la huelga policial de 1919 hasta el ecuador de los felices años veinte. En esos días el crimen organizado ya había una organización demasiado poderosa para echarla abajo gracias a la Ley Seca. Aunque sin igualar el cum laude de Cualquier otro día, el autor recupera la mejor versión de las historias de gánsters.

La familia Coughlin sigue siendo la protagonista, pero en esta ocasión, Danny cede el protagonismo a su hermano menor. Joe tenía poco peso en Cualquier otro día, era un niño de once años, “bajo para su edad, aunque Danny sabía que lo compensaba siendo uno de los niños más duros en un barrio de niños duros”. Pero en Vivir de noche vemos que Joe ha crecido  y se ha hecho un nombre fuera de la ley. Además, ha conseguido superar su miedo a las criaturas de la noche, fruto de su primera escapada nocturna. El pequeño de la familia se queda solo cuando rechaza un “trabajo honrado” cerca de Danny, su familiar favorito:

Joe: Prefiero la noche, tiene sus propias reglas.
Danny: El día también.
Joe: Ya lo sé, pero no me gustan.

Sigue leyendo