La mirada del observador

La última promoción de clásicos a precio de ganga ya me permitió conocer de primera mano a figuras como Jim Thompson o Dashiell Hammett. Y a esto hay que sumar autores que desconocía por completo, como Marc Behm. Este autor de Nueva Jersey participó en la Segunda Guerra Mundial y se quedó a vivir en Francia. Allí, pasados los cincuenta años comenzó a juntar letras. Primero como guionista, entre su filmografía destaca Charada. Su segunda novela, publicada en 1980, fue su obra más afamada: La mirada del observador.Sigue leyendo